"Sustituir es lo normal": ¿Es difícil reparar tu smartphone?

"Sustituir es lo normal": ¿Es difícil reparar tu smartphone?
Derechos de autor euronews
Por Cyril Fourneris
Compartir esta noticia
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Mientras Europa intenta cambiar su cultura de usar y tirar y reducir los residuos electrónicos, hablamos con Bas Flipsen, profesor de Ingeniería de Diseño Industrial en la Universidad Técnica de Delft (Países Bajos), sobre lo que se necesita para reparar un smartphone.

El profesor en Ingeniería de Diseño Industrial, Bas Flipsen, nos habla más a detalle de su estudio de dispositivos cotidianos:

Este es nuestro laboratorio. Evaluamos la facilidad de desmontaje. Si nos fijamos en los smartphones, por ejemplo, todo el mundo sabe que la pantalla se rompe a menudo. Pero también las baterías se estropean al cabo de un par de años. Y aquí tienes la batería. Y estas son sólo partes, por lo que en realidad desmontamos esto para echar un vistazo a lo fácil que es esta parte accesible.

Pero hay otros problemas. Como la tapa trasera, que se rompe. Está hecha de vidrio, y se rompe muy fácilmente. Y la tapa trasera es realmente difícil de reparar o reemplazar porque tienes que acceder a ella desde arriba hacia abajo y tienes que desmontar todas las piezas. Y si pones una parte muy rompible al final, necesitas despegar un montón de otras partes antes de poder acceder a esa parte. 

Otra es la pantalla. Esta está rota, por supuesto. Y si se repara la pantalla en realidad no va a funcionar porque se necesita también para reemplazar un chip que define que se trata de una pieza original.

Bas Flipsen, Profesor de Ingeniería de Diseño Industrial, TU Delft
Bas Flipsen, Profesor de Ingeniería de Diseño Industrial, TU DelftEuronews

Y hay mucho pegamento de por medio. En este hay mucho pegamento por supuesto alrededor de los bordes. Cuando pones las cosas juntas, son herméticas. Y la hermeticidad significa que tienes que pegarlo. Si quieres volver a montarlo, necesitas comprar la pegatina que tiene el pegamento implicado. Necesitas tenerla. Pero también es difícil volver a pegarlo y hay que ser muy profesional en ese sentido. 

Quizá hace 40 años, reparar era la norma. Y ahora sustituir es la norma. Así que hay mucho que hacer. Se puede hacer una buena reparación, o diseñar para renovar, pero si el consumidor no cambia un poco su cultura, entonces es un poco difícil. Así que tenemos que hacerlo.

Compartir esta noticia