Ya están aquí los huracanes más fuertes, pero ¿una nueva categoría mantendría a la gente más segura?

La gente se lleva un colchón, un monitor de televisión y una bicicleta de una tienda en un centro comercial después de que el huracán Otis arrasara Acapulco, México, 25 de octubre de 2023.
La gente se lleva un colchón, un monitor de televisión y una bicicleta de una tienda en un centro comercial después de que el huracán Otis arrasara Acapulco, México, 25 de octubre de 2023. Derechos de autor AP Photo/Marco Ugarte, File
Por Ruth Wright con AP
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Los científicos afirman que la categoría 6 es necesaria para dar cuenta de la fuerza de los huracanes inducidos por el cambio climático.

PUBLICIDAD

Un puñado de tormentas tropicales superpotentes en la última década, y la perspectiva de que se produzcan más en el futuro, ha llevado a los expertos a proponer una nueva categoría de huracanes: categoría 6.

Los estudios han demostrado que las tormentas tropicales cada vez son más intensas debido al cambio climático. Así que la tradicional escala Saffir-Simpson de cinco categorías, desarrollada hace más de 50 años, puede no mostrar la verdadera potencia de las tormentas más musculosas.

Los científicos responsables del estudio, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, proponen una sexta categoría para las tormentas con vientos superiores a 309 kilómetros por hora.

Actualmente, las tormentas con vientos iguales o superiores a 252 kilómetros por hora (kph) son de categoría 5. Los autores del estudio afirman que esa agrupación abierta no advierte suficientemente a la población de los mayores peligros de las tormentas monstruosas que se acercan a los 322 km/h o más.

Por qué algunos expertos no quieren la categoría 6

Varios expertos dijeron a The Associated Press que no creen que sea necesaria otra categoría. Dijeron que incluso podría dar una señal equivocada al público porque se basa en la velocidad del viento, mientras que el agua es, con mucho, el asesino más mortal en los huracanes.

Desde 2013, cinco tormentas -todas en el Pacífico- tuvieron vientos de 308 kph o más que las habrían colocado en la nueva categoría, con dos golpeando Filipinas.

Según los autores del estudio, a medida que el mundo se calienta, las condiciones se vuelven más propicias para este tipo de tormentas descomunales, incluso en el Golfo de México, donde muchas tormentas que azotan Estados Unidos se vuelven más fuertes.

"El cambio climático está empeorando las peores tormentas", afirma Michael Wehner, autor principal del estudio y científico del clima en el Laboratorio Nacional Lawrence Berkley.

No es que haya más tormentas a causa del cambio climático. Pero las más fuertes son más intensas.

La proporción de grandes huracanes entre todas las tormentas está aumentando y se debe al calentamiento de los océanos, afirma Brian McNoldy, investigador de huracanes de la Universidad de Miami, que no participó en la investigación.

De vez en cuando, los expertos han propuesto una categoría 6, especialmente desde que el tifón Haiyan alcanzó vientos de 315 km/h sobre el Pacífico abierto. Pero Haiyan "no parece ser un caso aislado", dice el estudio.

Las tormentas con vientos de velocidad suficiente se denominan huracanes si se forman al este de la línea internacional de cambio de fecha, y tifones si se forman al oeste de la línea. En el Océano Índico y Australia se conocen como ciclones.

Según Jim Kossin, coautor del estudio y antiguo investigador del clima y los huracanes de la NOAA, que ahora trabaja en la First Street Foundation, si el mundo se ciñe a cinco categorías de tormentas, "a medida que éstas sean más y más fuertes, se subestimará cada vez más el riesgo potencial".

Las tormentas del Pacífico son más fuertes porque hay menos tierra que las debilite y más espacio para que las tormentas sean más intensas, a diferencia del Golfo de México y el Caribe, afirma Kossin.

Hasta ahora ninguna tormenta atlántica ha alcanzado el umbral potencial de 315 km/h, pero a medida que el mundo se calienta más el entorno para una tormenta de este tipo se hace más propicio, afirman Kossin y Wehner.

Según Wehner, a medida que suban las temperaturas, aumentará el número de días en el Golfo de México en los que se den las condiciones propicias para posibles tormentas de categoría 6. Ahora son unos 10 días al año. Ahora hay unos 10 días al año en los que el entorno podría ser propicio para una categoría 6, pero esa cifra podría aumentar a un mes si el planeta se calienta hasta 3 grados Celsius por encima de los niveles preindustriales. Esto haría mucho más probable un huracán de categoría 6 en el Atlántico.

Kerry Emanuel, experto en huracanes del MIT, afirma que Wehner y Kossin "son firmes partidarios de cambiar la escala", pero que es improbable que ocurra porque las autoridades saben que la mayoría de los daños causados por los huracanes proceden de las mareas de tempestad y otras inundaciones.

¿Ayudaría la categoría 6 a mantener a la gente más segura?

Jamie Rhome, director adjunto del Centro Nacional de Huracanes, afirma que, al advertir a la población sobre las tormentas, su oficina intenta "centrar la atención en los riesgos individuales, que incluyen mareas de tempestad, vientos, precipitaciones, tornados y corrientes de resaca, en lugar de en la categoría concreta de la tormenta, que sólo proporciona información sobre el peligro del viento". La categoría 5 de la escala Saffir-Simpson ya recoge los 'daños catastróficos' del viento, por lo que no está claro que fuera necesaria otra categoría aunque las tormentas fueran más fuertes".

PUBLICIDAD

McNoldy, el exdirector de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias Craig Fugate y la profesora de ciencias atmosféricas de la Universidad de Albany Kristen Corbosiero afirman que no ven la necesidad de una sexta categoría de tormenta más fuerte.

"Quizá cambie de opinión cuando una tormenta que se intensifique rápidamente en el Golfo alcance la categoría 6", dijo Corbosiero en un correo electrónico.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Las bolsas de té y la comida para llevar están relacionadas con altos niveles de "sustancias químicas que duran para siempre"

Los ecologistas, alarmados ante el nuevo mercado de certificados de eliminación de carbono

La migración por motivos climáticos supera a la agresión rusa como mayor preocupación en materia de seguridad, según un informe