EventsEventos
Loader

Find Us

PUBLICIDAD

Las lluvias permiten a Cataluña suavizar las restricciones de agua por primera vez desde el inicio de la sequía

Joan Torrent, de 64 años, llena jarras de plástico en un manantial natural de Gualba, a unos 50 km al noroeste de Barcelona, España, en enero, cuando la sequía estaba en su peor momento.
Joan Torrent, de 64 años, llena jarras de plástico en un manantial natural de Gualba, a unos 50 km al noroeste de Barcelona, España, en enero, cuando la sequía estaba en su peor momento. Derechos de autor Emilio Morenatti/The AP
Derechos de autor Emilio Morenatti/The AP
Por Saskia O'Donoghue con AP
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Los embalses de Cataluña se encontraban en niveles extremadamente bajos, pero desde entonces han aumentado, lo que significa que las restricciones en el uso del agua se suavizarán... por ahora.

PUBLICIDAD

La región de Cataluña va a suavizar las restricciones sobre el uso del agua en una amplia zona, incluida su capital, Barcelona, después de que las recientes lluvias paliaran una prolongada sequía, según han anunciado las autoridades.

En febrero, Cataluña declaró la emergencia por sequía cuando sus embalses cayeron por debajo del16% de su capacidad tras casi tres años de precipitaciones por debajo de la media. Sin embargo, las lluvias constantes de las últimas semanas han aumentado las reservas hasta casi el 25%. En general, los embalses españoles se encuentran al 66%.

La relajación de las restricciones significa que unos 6 millones de personas verán aumentados los límites de consumo individual de 200 a 230 litros diarios. Según la Agencia Catalana del Agua, un residente medio consume actualmente 116 litros al día en su casa.

Los agricultores sólo tendrán que reducir su consumo medio en un 40%, en lugar del 80%, mientras que los usuarios industriales sólo tendrán que ahorrar un 15%, frente al 25% anterior.

Cataluña dice estar mejor preparada para la sequía de este año

David Mascort, responsable de la autoridad medioambiental de Cataluña, afirmó que los planes para instalar una planta desalinizadora flotante frente a la costa de Barcelona en octubre siguen intactos. Dijo que las reservas de Cataluña para las zonas alimentadas por los ríos Ter y Llobregat estaban ahora cerca del mismo nivel que el año anterior.

"Estamos en la misma situación que el año pasado, pero esta vez estamos mejor preparados. Si en mayo de 2023 alrededor del 65% del agua procedía de nuestros embalses, ahora es sólo el 50%, dijo Mascort. Eso es gracias a la ampliación de las infraestructuras de reutilización y desalinización del agua de Cataluña.

Sin embargo, ante la proximidad de las elecciones regionales catalanas del domingo, el Gobierno no quiere dar a los ciudadanos demasiadas esperanzas de que las restricciones se suavicen a largo plazo. "La sequía no ha terminado", advirtió Patrícia Plaja, portavoz del Gobierno catalán, antes de que se celebren los comicios.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

¿Puede Cataluña aprender a convivir con la sequía?

Grupos ecologistas ven inviable trasladar agua en barco para paliar la sequía

Los ministros europeos dan luz verde a las nuevas normas del mercado eléctrico