¿Cuáles son los pros y los contras de proporcionar cazas a Ucrania?

Access to the comments Comentarios
Por Lauren Chadwick
Ucrania lleva meses pidiendo cazas a los países occidentales.
Ucrania lleva meses pidiendo cazas a los países occidentales.   -  Derechos de autor  AP Photo/Lefteris Pitarakis

Cuando las fuerzas aéreas finlandesas cambiaron los cazas soviéticos por aviones de fabricación estadounidense, Jarmo Lindberg fue el encargado de encabezar el primer grupo de pilotos experimentados que recibió formación en California para pilotar los cazas F18.

Ese entrenamiento duró un año entero, incluyendo clases de inglés, simulaciones de vuelo, procedimientos de emergencia y aprender a utilizar el avión para combatir, según ha explicado Euronews el antiguo piloto de cazas y jefe de defensa.

Mientras Ucrania insta a Occidente a que le proporcione cazas para defenderse de Rusia, los expertos afirman que hay que tener en cuenta muchas consideraciones antes de suministrárselos. "Lleva tiempo y por eso tenemos que ser realistas y honestos en que esto no se materializa en semanas", ha dicho Lindberg a Euronews.

"Capacidades mucho más avanzadas"

Los ucranianos vuelan actualmente con aviones de la era soviética MiG-29 y Sukhoi, pero están interesados en los F-16 de fabricación estadounidense, utilizados también en varios países de la UE.

El presidente de Ucrania Volodímir Zelenski explicó que Ucrania quiere formar una nueva "coalición de aviones" en un discurso pronunciado ante los legisladores británicos a principios de mes, tras semanas de debates en las capitales occidentales sobre la conveniencia de suministrar tamques a Ucrania.

Zelenski le entregó uncasco de las fuerzas aéreas al Presidente de la Cámara de Representantes del Reino Unido, Sir Lindsay Hoyle, con una inscripció en la que se leía "tenemos libertad, danos alas para protegerla".

Lindberg ha asegurado que, en su lugar, él también solicitaría los cazas occidentales, ya que se trata de "una capacidad mucho más avanzada que la que reciben ahora de los países occidentales". Los cazas son extremadamente veloces y pueden ayudar a Ucrania a desplazar sus operaciones muy rápidamente por todo el país, ha añadido.

Jan Joel Andersson, analista del Instituto de Estudios de Seguridad de la Unión Europea, ha añadido que Ucrania podría perder sus cazas actuales y necesita "una fuerza aérea viable para tener una defensa creíble a medio y largo plazo".

El grupo de observación holandés Oryx ha calculado que Ucrania ha perdido hasta ahora 53 aviones de combate desde el comienzo de la guerra. Y los cazas permitirían a los ucranianos controlar mejor los cielos y proteger a sus fuerzas terrestres atacadas por Rusia, sostienen funcionarios ucranianos y algunos expertos.

Una posible escalada

Pero con esta capacidad "más avanzada" podría llegar una nueva escalada en la guerra, un riesgo que probablemente estén sopesando los gobiernos occidentales, han asegurado expertos a Euronews.

A finales de enero, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, descartó el envío de aviones de combate, mientras que el secretario de Defensa británico, Ben Wallace, declaró a la BBC que no habría transferencia inmediata de aviones.

Downing Street ha declarado que el Reino Unido planea ampliar la formación de los pilotos de cazas ucranianos como parte de "su inversión" en el ejército de Ucrania. Otros países se han mostrado más abiertos a la idea de suministrar aviones.

Muchos expertos coinciden en que el suministro de aviones de combate podría ser visto por Rusia como una escalada en la guerra y preocupa que Ucrania pudiera utilizar los aviones y misiles para atacar dentro del territorio ruso.

Los medios de comunicación estadounidenses han informado en numerosas ocasiones de que el Pentágono incluso ha modificado los lanzadores de cohetes HIMARS para evitar que disparen misiles contra Rusia.

Kelly Grieco, investigador principal del programa Reimagining US Grand Strategy del Stimson Center de Washington, ha afirmado que los riesgos de escalada son "graves y muy reales" y que hasta ahora se han gestionado mediante una estrategia de "incrementalismo" en la que los países occidentales han ido proporcionando gradualmente armas más avanzadas.

"Uno de los desafíos en este momento es que se está volviendo cada vez más peligroso porque Occidente está viendo que este enfoque gradual está funcionando, y por lo tanto se está preocupando menos por algunos de estos riesgos de escalada", ha añadido.

¿Ayudarían los aviones de combate a Ucrania?

Phil Haun, decano de los académicos del US Naval War College y antiguo piloto de cazas, ha afirmado que los aviones occidentales no darían a Ucrania mucha ventaja militar debido a las "sólidas defensas aéreas rusas".

Haun, que ha hablado con Euronews a título personal y no en nombre del departamento de Defensa estadounidense, ha apuntado que los aviones podrían incluso convertirse en un "objetivo de alto valor para un ataque ruso".

Algunos afirman que las fuerzas aéreas ucranianas podrían correr el riesgo de perder eficacia con los cazas occidentales.

"Lo que no se quiere hacer es tomar a alguien que es eficaz y eficiente en combate con un avión de combate de la era soviética y ponerlo en un avión de combate occidental, donde existe el riesgo de que se convierta en ineficaz en combate", ha dicho Douglas Barrie, investigador principal de aeroespacial militar, en el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos.

"Es mucho más fácil sustituir un avión de combate que un piloto. Se pierde toda esa experiencia", ha añadido. Para Barrie, quedan muchas cuestiones pendientes, como si Ucrania ha sido capaz de liberar ya a pilotos para que se formen en aviones occidentales.

"Puedes recortar algunos gastos, pero no quieres recortar tantos que acabes con un piloto menos capaz de lo que necesitas", ha dicho.

Tampoco es el mismo tipo de conflicto que otras guerras en las que se desplegaron fuerzas aéreas occidentales, han advertido los expertos. "Ni las fuerzas aéreas rusas ni las ucranianas han sido capaces de operar eficazmente sus aviones de combate contra las fuerzas terrestres contrarias", ha añadido Haun.

Esto se debe a los misiles tierra-aire soviéticos operados por ambos países que hacen "muy difícil que los aviones de combate realicen operaciones ofensivas." Grieco ha afirmado que apoyar y proporcionar capacidades a las fuerzas terrestres de Ucrania que puedan tomar territorio debería ser el objetivo más importante para Estados Unidos y la UE.

"Lo que estamos viendo es cómo es la guerra aérea del siglo XXI, y eso implica misiles, aviones no tripulados y sistemas de defensa aérea. Y esas son realmente las tres cosas que Ucrania necesita", ha afirmado.