EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

La "fatiga" en los acuerdos comerciales de la UE ralentiza las negociones

Un buque se detiene en un astillero para descargar contenedores.
Un buque se detiene en un astillero para descargar contenedores. Derechos de autor Mark Baker/AP
Derechos de autor Mark Baker/AP
Por Gregoire Lory
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El bloque cuenta actualmente con 41 acuerdos comerciales con 72 países.

PUBLICIDAD

No es una palabra que se asocie normalmente con los acuerdos de libre comercio, pero la "fatiga" se está instalando en la UE. Tras años de negociaciones infructuosas con diversos países de todo el mundo, algunos Estados miembros empiezan a dudar de hasta qué punto desean realmente seguir negociando acuerdos con países cuyos beneficios empiezan a cuestionar muchos votantes.

"Creo que 'fatiga' es una palabra bastante adecuada para definirlo", ha asegurado el jueves a Euronews Ville Skinnari, ministro de Comercio Exterior de Finlandia.

Y no se equivoca. Algunos de los acuerdos llevan más de diez años debatiéndose, como el Acuerdo de Libre Comercio UE-India, que se ha reanudado recientemente tras varios intentos fallidos en la última década.

Los ministros de Comercio de la UE se han reunido el jueves en Bruselas para debatir el estancamiento de las conversaciones sobre estos acuerdos, pero ahora que muchos Estados miembros dudan de su valor añadido, nunca ha habido tanta urgencia como ahora por cerrarlos.

Según Olivier Becht, ministro adjunto de Comercio Exterior de Francia, la ralentización no tiene que ver con el cansancio, sino con la necesidad de defender los intereses europeos."Los acuerdos deben poder avanzar, sin poner en peligro también nuestros propios sectores. Pienso en particular en los sectores agrícolas. Debemos estar totalmente vigilantes en este punto", ha explicado Becht a su llegada a Bruselas.

"Desde este punto de vista, es evidente que hay que dedicar tiempo a las negociaciones para alcanzar compromisos que sean aceptables, por supuesto, para los Estados miembros, pero también para la opinión pública", ha asegurado

Para la UE, estos acuerdos comerciales son una señal dirigida a sus socios internacionales para mostrar su apoyo al multilateralismo. Pero Niclas Poitiers, investigador del Instituto Bruegel, afirma que muchos de los beneficios que antes se derivaban de acuerdos tan amplios, podrían no materializarse con los nuevos. "Parte de esto es el resultado del éxito de la globalización en dos sentidos", ha detallado Poitiers a Euronews.

"La primera es que históricamente ya hemos reducido muchos aranceles a un nivel muy bajo, lo que significa que los beneficios de estos acuerdos comerciales en términos de apertura del mercado no son tan grandes como solían ser y esto significa que los beneficios de otros acuerdos comerciales no son tan grandes como solían ser, lo que significa también que los incentivos para firmarlos no son tan grandes como solían ser", ha explicado.

"La segunda razón es que hemos asistido a un gran desplazamiento de industrias en la UE debido a la globalización y a la tecnología, lo que ha provocado un aumento de la desigualdad dentro de la UE y ha llevado a muchas personas preocupadas por esta desigualdad a reaccionar contra la globalización y los acuerdos comerciales", ha añadido.

La UE ha defendido durante muchos años la firma de este tipo de acuerdos. Sin embargo, dada la actual situación geopolítica internacional y las dificultades encontradas en las cadenas de suministro debido a la pandemia del COVID-19, los Estados miembros parecen querer ahora reflexionar sobre su anterior planteamiento del libre comercio.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Por qué el acuerdo comercial UE-Mercosur podría ratificarse por fin este año

El acuerdo UE-Mercosur marca la visita de Scholz a Argentina

Brasil no descarta el acuerdo comercial China-Mercosur que quiere Uruguay