EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

Inflación de los alimentos en Europa: ¿Cuáles son los países más afectados?

Las tasas de inflación real de los alimentos varían en todo el continente
Las tasas de inflación real de los alimentos varían en todo el continente Derechos de autor Canva/inkdrop
Derechos de autor Canva/inkdrop
Por Servet Yanatma
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

La inflación anual en la UE ha ido disminuyendo, mientras que la de los alimentos sigue siendo elevada, lo que afecta a las familias con rentas bajas de toda Europa.

PUBLICIDAD

La inflación en la zona euro se ha ralentizado desde su máximo del 10,6% (11,5% en la UE) en octubre de 2022 al 2,9% (3,6% en la UE) en octubre de este año.

Sin embargo, la inflación de los alimentos sigue siendo obstinadamente alta, ya que los consumidores siguen lidiando con la crisis del coste de la vida.

Por ejemplo, la inflación real de los alimentos, que es la tasa de inflación de los alimentos menos la inflación general, fue del 4,6% en la zona euro (4% en la UE) en octubre de 2023, lo que supuso una enorme presión para los hogares con bajos ingresos.

En 2022, las tasas de inflación se dispararon en la UE, alcanzando niveles no vistos en las cuatro décadas anteriores. Entre 1997 y finales de 2021, la tasa de inflación anual más alta del bloque fue del 4,4%, registrada en julio de 2008.

La tasa de inflación anual de alimentos y bebidas no alcohólicas también siguió una tendencia similar, alcanzando un máximo del 19,2% en marzo de 2023.

Sin embargo, la diferencia entre la tasa de inflación general y la de alimentos y bebidas no alcohólicas nunca había sido tan grande como en los últimos 12 meses.

Desde 1997, primer año del que se dispone de datos de Eurostat, la tasa de inflación real de los alimentos (incluidas las bebidas no alcohólicas) no había superado el 3,5% en la UE hasta mediados de 2022. Alcanzó el 3,9% en agosto de 2022 y llegó a un máximo del 10,9% en marzo de 2023.

La inflación alimentaria superó a la general en 9 de cada 10 países

En octubre de 2023, la inflación anual de los alimentos y las bebidas no alcohólicas superó a la inflación general en 33 de los 37 países de Europa.

Entre los países de la UE, la tasa de inflación real anual de los alimentos osciló entre el -5,7% de Chequia y el 10,9% de Bélgica. Les siguieron los Países Bajos (8,8%), Grecia (6,6%) y España (5,9%).

Después de Chequia, Hungría (-1,6%) y Rumanía (-0,5%) registraron las tasas reales de inflación alimentaria más bajas de la UE.

En los Cuatro Grandes, los cuatro países más poblados de la UE, la tasa de inflación real de los alimentos fue inferior a la media de la UE en Alemania (3,7%) y Francia (3,5%), pero superior en España (5,9%) e Italia (4,9%).

Si se incluyen la Zona Europea de Libre Comercio (AELC), el Reino Unido y los países candidatos a la UE, Turquía (11,0%) registró la mayor tasa de inflación real de los alimentos.

Como se observa en el mapa siguiente, las cifras de inflación real de los alimentos no sugieren una fuerte división entre las distintas regiones de Europa, como los Estados occidentales, nórdicos, meridionales y orientales.

Si nos fijamos sólo en la tasa de inflación de los alimentos y bebidas no alcohólicas en la UE, las cifras oscilaron entre el 3,7% de Dinamarca y el 10,4% de Grecia en octubre de 2023. La media de la UE fue del 7,6%. Fue la primera tasa de un solo dígito desde mayo de 2022.

La tasa anual de inflación de los alimentos fue superior al 7,5% en 14 Estados miembros de la UE, entre ellos Grecia, Bélgica, España y Francia.

Turquía, país candidato, fue un caso atípico en la inflación alimentaria, con un 72,5%.

¿Cuáles son las causas de la inflación alimentaria?

Según un documento preparado para los eurodiputados, los principales motores de la inflación alimentaria han sido el aumento de los costes energéticos, que afecta a toda la cadena agroalimentaria, desde los agricultores a las instalaciones de transformación y el transporte.

Además, la reducción del suministro de insumos agrícolas clave, como fertilizantes y piensos, constituyen los mayores costes de los insumos para los agricultores.

PUBLICIDAD

Perturbaciones por la guerra en Ucrania

Según la actualización sobre Seguridad Alimentaria del Banco Mundial, fechada el 9 de noviembre de 2023, los países europeos figuran entre las regiones más afectadas.

"Muchos países han experimentado una inflación de los precios de los alimentos de dos dígitos, y regiones como Europa y Asia Central se han visto especialmente afectadas por las perturbaciones derivadas de la guerra en Ucrania", subraya el informe.

Ucrania es uno de los principales productores y exportadores de alimentos del mundo.

Los países más afectados por el encarecimiento de los alimentos

Las pautas de consumo de los hogares varían en función de su nivel de ingresos, sus hábitos culturales y su situación geográfica.

Estos patrones se miden por el gasto en consumo de los hogares, que es lo que la gente gasta en bienes y servicios para satisfacer sus necesidades y deseos.

PUBLICIDAD

Se refiere a cualquier gasto realizado por una persona que vive sola o por un grupo de personas que conviven en un alojamiento compartido y con gastos domésticos comunes.

En 2021, el 14,3% del gasto total se dedicó a alimentos y bebidas no alcohólicas en la UE.

En 2022, el 25,2 % del gasto en consumo de los hogares se destinó a alimentos, incluidas las bebidas no alcohólicas, en Rumanía, seguida de Lituania (20,4 %), Bulgaria (20,1 %) y Estonia (19,9 %).

Los porcentajes más bajos de la UE se registraron en Irlanda (8,3 %), Luxemburgo (9,0 %) y Austria (10,9 %).

El gasto en alimentación es mayor en los países candidatos

Cuando se incluyen los países candidatos a la UE, se registran los porcentajes más elevados de gasto en alimentación, con un 43,6% en Albania, un 32,2% en Bosnia y Herzegovina, un 30,6% en Macedonia del Norte y un 27,2% en Montenegro.

PUBLICIDAD

La inflación real de los alimentos es crucial en estos países, donde la proporción del gasto familiar en alimentos es mayor. Los hogares con bajos ingresos tienen dificultades para hacer frente a la consiguiente crisis del coste de la vida.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La inflación en la zona euro crece un 2,9% en diciembre

Precios 'escandalosos' en los mercados europeos navideños de este 2023

El responsable de Economía de la UE no se arrepiente de nada a pesar de la reacción negativa al acuerdo ecológico