EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Bruselas da marcha atrás en su plan para gravar 200.000 millones de euros en activos rusos congelados

Urusla von der Leyen, de la UE, y Volodymyr Zelenskyy, de Ucrania, se reúnen en Kiev en febrero de 2023.
Urusla von der Leyen, de la UE, y Volodymyr Zelenskyy, de Ucrania, se reúnen en Kiev en febrero de 2023. Derechos de autor AP Photo/Efrem Lukatsky
Derechos de autor AP Photo/Efrem Lukatsky
Por Jack SchicklerEuronews
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

La incautación del dinero en represalia por la guerra de Ucrania podría vulnerar el derecho internacional, según los funcionarios

PUBLICIDAD

Los activos congelados de los bancos centrales rusos en la UE serán segregados, según ha propuesto este martes (12 de diciembre) el bloque, retractándose de anteriores promesas de utilizar los beneficios extraordinarios para ayudar a Ucrania.

La noticia llega en un momento en que se tambalea el apoyo occidental al país en guerra: el presidente de EE.UU., Joe Biden, se enfrenta al escepticismo republicano sobre la continuidad de la ayuda financiera, y el húngaro Viktor Orbán amenaza con vetar un paquete de 50.000 millones de euros de la UE.

Los planes -aprobados este martes formalmente por la Comisión Europea, pero no publicados- exigirán a los depositarios financieros, como Euroclear, que registren por separado los activos rusos congelados, reteniendo los beneficios a los accionistas, ha dicho un funcionario de la UE, que habló bajo condición de anonimato.

La confiscación de los beneficios estatales rusos como reparación por Ucrania sigue siendo un objetivo a "largo plazo", pero "no hay plazo ni condición fija" para hacerlo, ha añadido el funcionario.

Esto no cumple los compromisos adquiridos en octubre por la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, quien declaró a los periodistas que presentaría planes para utilizar los beneficios de los activos inmovilizados para pagar la reconstrucción de Ucrania, que según apuntó el Banco Mundial en marzo costará 383.000 millones de euros.

Los Estados miembros de la UE, que deben aprobar por unanimidad las medidas sancionadoras, pueden ser responsables del giro de 180 grados. En público, los líderes del bloque se han mostrado de acuerdo con la idea de la postura pro-Ucrania de von der Leyen, pero a puerta cerrada se muestran más cautelosos a la hora de sentar un arriesgado precedente legal.

Miles de millones

El banco central ruso posee unos 200.000 millones de euros en la UE, de los cuales la mayor parte está en la belga Euroclear, que en lo que va de año ha obtenido más de 3.000 millones de euros en ingresos inesperados por los intereses.

El primer ministro de Bélgica, Alexander De Croo, ya ha prometido enviar directamente a Ucrania los impuestos de sociedades procedentes de esas ganancias inesperadas, unos 1.500 millones de euros.

Pero los títulos en sí no pueden confiscarse a menos que haya un delito específico, y el Banco Central Europeo ha advertido de que hacerlo podría dañar la reputación del euro como moneda segura.

Algunos legisladores, como el eurodiputado lituano Andrius Kubilius, han presionado para que se tomen medidas más contundentes, argumentando que la magnitud de la agresión rusa permite al bloque tomar contramedidas.

El martes, los legisladores y gobiernos de la UE alcanzaron dos acuerdos legislativos para tipificar como delito la violación de las sanciones, lo que significa que a quienes eludan las restricciones se les podrán confiscar bienes o retirar permisos comerciales, además de enfrentarse a cinco años de cárcel.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Los ministros de Asuntos Exteriores critican las "deplorables" amenazas de Hungría de bloquear la ayuda de la UE a Ucrania

Zelenski va a tratar con Joe Biden las 'necesidades urgentes de Ucrania'

Las sanciones rusas de la UE se ven obstaculizadas por su complejidad y escasa aplicación