NewsletterNewsletterEventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

Ucrania podría recibir 1.000 millones de euros de los activos rusos congelados

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, a la derecha, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, se dirigen a los medios de comunicación durante una cumbre de la UE en Bruselas, el 21 de marzo de 2024.
El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, a la derecha, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, se dirigen a los medios de comunicación durante una cumbre de la UE en Bruselas, el 21 de marzo de 2024. Derechos de autor Omar Havana/Copyright 2024 The AP. All rights reserved
Derechos de autor Omar Havana/Copyright 2024 The AP. All rights reserved
Por Mared Gwyn Jones
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Son beneficios extraordinarios procedentes de activos rusos, según ha declarado la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

PUBLICIDAD

El anuncio se produjo después de que los 27 líderes del bloque respaldaran la propuesta de Bruselas de conceder a Ucrania hasta 3.000 millones de euros anuales en concepto de intereses de los activos rusos congelados en depositarios de los Estados miembros.

La gran mayoría de los beneficios se utilizarían para armar y equipar a las fuerzas armadas ucranianas mientras siguen resistiendo la guerra de agresión de Rusia.

Podríamos desembolsar los primeros mil millones ya el 1 de julio
Ursula von der Leyen
Presidenta de la Comisión Europea

"Hay un fuerte apoyo para utilizar los beneficios extraordinarios con fines militares para Ucrania", dijo von der Leyen al agradecer el respaldo de los líderes. "Si somos rápidos ahora, podríamos desembolsar los primeros mil millones ya el 1 de julio", añadió. 

Según el plan de Bruselas, el 90% de lo recaudado fluiría a través del Fondo Europeo para la Paz, un plan que reembolsa parcialmente a los Estados miembros las donaciones de armas a Ucrania, mientras que el 10% restante financiaría la reconstrucción posbélica de Ucrania.

El respaldo político se produjo a pesar de que la Constitución de algunos países militarmente no alineados -como Austria e Irlanda- prohíbe el suministro de armas letales a las partes en conflicto.

El canciller austriaco, Karl Nehammer, sugirió anteriormente el jueves que su gobierno exigiría salvaguardias para garantizar que las donaciones austriacas no se destinen a fines militares.

Debe garantizarse que el dinero al que damos nuestro consentimiento no se destina a armas y municiones.
Karl Nehammer
Canciller austríaco

"Para nosotros, los neutrales, debe garantizarse que el dinero al que damos nuestro consentimiento no se destina a armas y municiones", declaró Nehammer a la prensa. "Originalmente se habló de que las inversiones deberían hacerse en Ucrania para la reconstrucción, y creo que es una sugerencia razonable".

El irlandés Leo Varadkar dijo que, aunque su país era militarmente neutral, no lo era "políticamente", y que seguiría haciendo todo lo que estuviera en su mano para apoyar a Ucrania.

El visto bueno de los líderes también se produjo a pesar de las preocupaciones del Banco Central Europeo sobre un posible golpe a la credibilidad del euro como moneda de reserva mundial, en una clara señal de que el bloque se ve obligado a romper con los precedentes para satisfacer las necesidades de Ucrania en el campo de batalla.

Marco jurídico a prueba de balas

Unos 210.000 millones de euros en activos de bancos centrales rusos han sido inmovilizados en la UE desde que Moscú lanzó su invasión a gran escala de Ucrania en 2022. Se encuentran principalmente en el depositario financiero Euroclear, en Bélgica.

Pero aprovechar los activos conlleva considerables riesgos legales, por lo que Bruselas procede con mucha cautela. "Se trata de ingresos que se pueden utilizar, que no se deben a nadie y que, por tanto, también pueden ser utilizados por la Unión Europea", aseguró el jueves el canciller alemán, Olaf Scholz.

El primer ministro belga, Alexander de Croo, ya ha donado a Ucrania los impuestos de sociedades generados por los inesperados intereses acumulados en la entidad belga Euroclear. Pero explicó que el envío de los propios intereses requiere "estabilidad macroeconómica" y un marco jurídico "a prueba de balas".

"En realidad, me siento bastante seguro de la propuesta que ha hecho la Comisión", dijo De Croo, añadiendo que la prioridad es que los ingresos se utilicen para comprar más munición para Ucrania. "Obviamente, me encantaría invertir en reconstrucción, pero la reconstrucción es un poco inútil si estás perdiendo la guerra", añadió De Croo.

La UE no ha cumplido su objetivo de suministrar a Kiev un millón de cartuchos antes de este mes, y sólo ha proporcionado la mitad de los prometidos. Este fracaso, unido al menguante apoyo de EE.UU., ha supuesto un doloroso revés para los ucranianos en el frente, que han relacionado la escasez de munición con las pérdidas en el campo de batalla, incluso en lugares estratégicos como Avdiivka, en el óblast de Kiev.

"Desgraciadamente, el uso de artillería en el frente por parte de nuestros soldados es humillante para Europa en el sentido de que Europa puede proporcionar más", dijo el presidente ucraniano Volodímir Zelenski dirigiéndose a los líderes de la UE por videoconferencia el jueves.

Esto ha obligado a los Estados miembros a lanzar sus propias iniciativas, y varias capitales se han unido a un plan liderado por la República Checa para enviar hasta 800.000 proyectiles a Ucrania en los próximos meses. Suecia aportará 30 millones de euros y Portugal ha prometido 100 millones.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Bruselas, dispuesta a enviar a Ucrania miles de millones de los activos rusos congelados

La larga batalla sobre los activos congelados de Rusia se recrudece

"Europa puede morir", advierte Macron que pide más unidad y soberanía de la UE en un discurso histórico