La UE acuerda una ayuda militar de 5.000 millones para Ucrania tras semanas de desavenencias

Guerra en Ucrania
Guerra en Ucrania Derechos de autor Libkos/AP
Derechos de autor Libkos/AP
Por Jorge LiboreiroEuronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Los países de la Unión Europea alcanzaron este miércoles un acuerdo de 5.000 millones de euros para impulsar y renovar la asistencia militar a Ucrania.

PUBLICIDAD

El acuerdo alcanzado por los embajadores en Bruselas inyectará 5.000 millones de euros adicionales al Fondo Europeo de Apoyo a la Paz (FEAP) hasta finales de año, que se sumarán a los6.100 millones de euros comprometidos desde principios de 2022.

El FEAP ganó prominencia justo después de la agresión rusa de Ucrania, cuando los Estados miembros se apresuraron a proporcionar a Kiev el equipo militar que mantenían en sus reservas nacionales.

El mecanismo reembolsa parcialmente los costes de estas donaciones, lo que permite que todos los países, desde el más grande hasta el más pequeño, contribuyan y ayuden. Es un plan "extrapresupuestario" porque las arcas de la UE no pueden financiar gastos con implicaciones militares.

Pero, en 2023, el FEAP comenzó a perder fuerza a medida que las existencias se agotaron gradualmente y los Gobiernos pasaron a realizar donaciones bilaterales a Ucrania, en lugar de colectivas. El Fondo quedó efectivamente paralizado en mayo después de que Hungría impusiera un veto en represalia por la designación por parte de Kiev del OTP Bank como "patrocinador internacional de la guerra".

La designación fue levantada meses después tras un intenso esfuerzo diplomático, pero Budapest siguió impidiendo la liberación de un nuevo tramo de 500 millones de euros para complementar el mecanismo.

Mientras tanto, se lanzó un debate para reformar el FEAP y hacerlo más eficiente, más predecible y mejor adaptado a las necesidades de Ucrania.

Las diferencias entre Estados miembros dilatan el proceso mientras Rusia logra avances estratégicos

Sin embargo, las conversaciones se enredaron en consideraciones políticas y se prolongaron más de lo esperado: Alemania insistió en descontar las donaciones bilaterales de la contribución esperada del país, mientras que Francia, apoyada por Grecia y Chipre, exigió que el FEAP fuera utilizado exclusivamente para comprar armas y municiones fabricadas en el bloque.

El debate en Bruselas contrastó marcadamente con los acontecimientos en la línea del frente: en febrero, las tropas ucranianas se vieron obligadas a retirarse de la ciudad oriental de Avdivka, lo que supuso una victoria pequeña pero estratégica para Rusia. El revés estuvo relacionado con la disminución de los suministros militares de los aliados occidentales, particularmente de Estados Unidos, donde un proyecto de ley con un paquete de ayuda por valor de 60 mil millones de dólares está estancado en el Congreso en luchas internas bipartidistas.

Las circunstancias aumentaron la presión sobre los embajadores europeos para romper el estancamiento, renovar el FEAP y acelerar el suministro de armas y municiones.

Las profundas brechas en la asistencia donada por los Estados miembros han causado fricciones: según el Instituto Kiel, Alemania lidera el bloque con 17.700 millones de euros, seguida de Dinamarca con 8.400 millones de euros y los Países Bajos con 4.400 millones de euros. Por el contrario, tres de los mayores países están aún más rezagados: Italia (670 millones de euros), Francia (640 millones de euros) y España (330 millones de euros). París ha cuestionado la metodología del instituto y argumenta que sus donaciones bilaterales ascienden a 2.615 millones de euros, todavía muy lejos de las de Berlín.

Paralelamente, la República Checa ha lanzado una iniciativa para adquirir 800.000 proyectiles de artilleríade proveedores no pertenecientes a la UE, que podrían entregarse en un plazo acelerado. El proyecto, que se lleva a cabo fuera del FEAP, ha obtenido el respaldo de 18 países, según Praga. Sin embargo, el primer ministro Petr Fiala ha rebajado la cifra a 300.000 proyectiles.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Dinamarca quiere introducir el servicio militar obligatorio para las mujeres

Olaf Scholz reafirma su oposición al envío de misiles Taurus a Ucrania

Presión interna y externa para que Alemania considere el envío de misiles Taurus a Ucrania