Borrell, "satisfecho" pese al fracaso de la UE en su objetivo de munición para Ucrania

Militares ucranianos preparan munición antes de disparar hacia posiciones rusas cerca de Bajmut, Ucrania, 7 de julio de 2023.
Militares ucranianos preparan munición antes de disparar hacia posiciones rusas cerca de Bajmut, Ucrania, 7 de julio de 2023. Derechos de autor AP Photo/Evgeniy Maloletka
Por Alice Tidey
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied
Este artículo se publicó originalmente en inglés

El hecho de que la Unión Europea no haya proporcionado a Ucrania un millón de cartuchos de munición en el plazo de un año, tal y como había prometido, debería seguir siendo motivo de alegría, según han argumentado algunos altos funcionarios del bloque.

PUBLICIDAD

Los Estados miembros de la UE aprobaron en marzo del año pasado un plan de 2.000 millones de euros para impulsar el suministro de munición a Ucrania. Entonces se comprometieron a enviar un millón de proyectiles de 155 mm en un plazo de 12 meses para que el país pudiera defenderse de la invasión a gran escala de Rusia.

Pero a menos de dos meses del plazo autoimpuesto, Josep Borrell admitió el miércoles que no se alcanzaría el objetivo y que hasta la fecha sólo se habían entregado 330.000 cartuchos, principalmente procedentes de las reservas de los Estados miembros de la UE.

Para marzo de 2024, espera que el bloque haya alcanzado alrededor del 52% de su objetivo con más de medio millón de entregas y que el objetivo del millón no se alcance hasta finales de año.

"Toda la maquinaria de la industria europea de defensa está funcionando, y los Estados miembros están pasando encargos. Y para finales de año, las entregas previstas alcanzarán más de un millón, porque las cifras en cartera ascienden a 630.000", declaró a la prensa tras una reunión informal de ministros de Defensa en Bruselas.

"Creo que debemos estar bastante satisfechos con lo que hemos conseguido, aumentar la capacidad de producción de la industria en un 40%", añadió. El comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, también optó por centrarse más en el aumento de la capacidad de producción que en el objetivo de entrega.

"El pasado mes de marzo asumí un compromiso que consistía en poder aumentar nuestra capacidad de producción de municiones, principalmente de 155 mm, hasta un millón al año", declaró el miércoles.

"Hoy ya estamos a este nivel. En otras palabras, llevamos dos meses de adelanto en nuestra capacidad de producir más municiones en Europa", añadió.

"Llamada de atención para hacer más"

La Primera Ministra de Estonia, Kaja Kallas, se mostró más cauta en su valoración, calificando el no haber alcanzado el objetivo de "llamada de atención para hacer más", reconociendo no obstante que "sin este ambicioso objetivo, estaríamos en peor situación".

"Lo bueno de todo esto es que la producción de munición se ha triplicado en Europa; por supuesto, no es suficiente. Lo que también demuestra es que la preparación de los países europeos en materia de defensa está muy por detrás de lo que debería. Así que, definitivamente, envía un mensaje claro a todo el mundo de que todos deberíamos hacer más".

Según Bloomberg, las fuerzas ucranianas se enfrentan a una escasez "crítica" de munición y sólo disponen de 2.000 proyectiles para disparar cada día a lo largo de los 1.500 km de la línea del frente, frente a los 7.000 del verano.

Kallas se encontraba el jueves en Bruselas para asistir a una cumbre extraordinaria de líderes de la UE en la que se debatiría un paquete macrofinanciero de cuatro años y 50.000 millones de euros para Ucrania. La adopción del paquete de la UE se había retrasado a mediados de diciembre por el Primer Ministro de Hungría, Viktor Orbán, que solicitó una votación anual para desembolsar los fondos, a lo que los otros 26 líderes se opusieron rotundamente.

Según el acuerdo alcanzado el jueves por la mañana, los líderes de la UE celebrarán un debate anual sobre el Mecanismo para Ucrania y la forma en que este país gasta el dinero. También podrán solicitar una revisión a la Comisión Europea al cabo de dos años.

Este año, Kiev necesita unos 35.000 millones de euros de los socios internacionales para mantener en funcionamiento servicios esenciales como la sanidad, la educación, la protección social y las pensiones.

En la agenda de los líderes también figuraban planes para incluir un fondo especial para Ucrania dentro del Fondo Europeo de Apoyo a la Paz (FEP), el instrumento extrapresupuestario con el que han suministrado armas a Ucrania y que les ha permitido recibir el reembolso de parte de sus contribuciones.

Borrell había propuesto el año pasado que los Estados miembros destinaran al menos 5.000 millones de euros anuales durante los próximos cuatro años a la ayuda militar a Ucrania a través del FPE, pero varios Estados miembros -entre ellos Alemania- se han opuesto a esta cifra. Piden que se contabilicen también sus donaciones bilaterales a Ucrania.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La UE acuerda un paquete de 50.000 millones de euros para Ucrania

¿Cuánta ayuda occidental necesita Ucrania para mantener a flote su economía?

Polonia busca la reconcialiación con la UE y desactivar el artículo de suspensión número 7