EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

Bélgica investiga una red de influencia rusa sospechosa de pagar a legisladores de la UE

El primer ministro belga Alexander de Croo
El primer ministro belga Alexander de Croo Derechos de autor Geert Vanden Wijngaert/Copyright 2024 The AP. All rights reserved
Derechos de autor Geert Vanden Wijngaert/Copyright 2024 The AP. All rights reserved
Por Mared Gwyn Jones
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied
Este artículo se publicó originalmente en inglés

El fiscal federal belga ha abierto una investigación sobre los legisladores de la UE acusados de recibir pagos por difundir propaganda prorrusa.

PUBLICIDAD

El Primer Ministro, Alexander De Croo, declaró a la prensa el viernes que los servicios de inteligencia belgas habían confirmado la "existencia de una red de injerencia prorrusa con actividades en varios países europeos" que está "sujeta a enjuiciamiento" en el país.

Una reciente investigación dirigida por las autoridades checas reveló que los legisladores que ocupan escaños en el Parlamento Europeo en Bruselas habían recibido dinero en efectivo de una operación de influencia respaldada por Moscú para "promover" su propaganda en el bloque.

"Los pagos en efectivo no tuvieron lugar en Bélgica, pero la injerencia sí", dijo De Croo. 

Faltan poco más de dos meses para que los votantes de la UE acudan a las urnas para elegir a 720 miembros del Parlamento Europeo, y crece el temor a que representantes del Kremlin manipulen la información para desvirtuar la votación democrática.

Como Bélgica es la sede de las instituciones de la UE, tenemos la responsabilidad de defender el derecho de todos los ciudadanos a un voto libre y seguro
Alexander de Croo
Primer Ministro Belga

Tres de las principales facciones del Parlamento Europeo -los socialistas y demócratas de centro-izquierda, los centristas de Renovación Europea y los Verdes- han pedido una investigación rápida, y los servicios de prensa del Parlamento han confirmado a 'Euronews' que están "estudiando" las acusaciones.

Aunque De Croo no pudo especificar cuántos legisladores de la UE podrían ser procesados, los medios de comunicación checos, citando a funcionarios de los servicios de inteligencia, han dicho que las acusaciones implican a políticos de Alemania, Francia, Polonia, Bélgica, Países Bajos y Hungría.

La investigación checa se saldó con la sanción de dos personas y de la empresa de noticias 'Voice of Europe', a través de la cual, según los investigadores, se había canalizado la operación rusa.

El eurodiputado Maximilian Krah, de la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), se ha pronunciado tras ser relacionado con 'Voice of Europe', asegurando que, a pesar de conceder entrevistas a la empresa, no se había beneficiado económicamente.

"No hay ninguna acusación concreta de que me hayan pagado por ninguna de ellas", dijo Krah en X. "Esto demuestra lo que hay que pensar de la campaña actual: Nada".

Bélgica pide a la UE que intervenga

De Croo dijo que había hablado de la investigación con la Presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, así como con la Presidenta de la Comisión, Úrsula von der Leyen, y que había pedido a Eurojust, la agencia del bloque para la cooperación en materia de justicia penal, que "se reúna y discuta este asunto urgentemente".

De Croo también quiere examinar si los mandatos tanto de la Fiscalía Europea (EPPO) como de la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) pueden permitir un "procesamiento" en el caso. "Si no es así, habría que ampliar estos mandatos", añadió.

Las autoridades belgas también investigan actualmente un amplio escándalo de corrupción en el que están implicados eurodiputados y otros funcionarios del Parlamento, acusados de recibir dinero en efectivo a cambio de ejercer su influencia política en favor de funcionarios de Qatar, Marruecos y Mauritania.

Pero la investigación ha sido turbulenta y ha puesto a prueba a los servicios judiciales belgas, ya que el anterior fiscal se vio obligado a dimitir tras las acusaciones de falta de imparcialidad.

Las numerosas debacles de la investigación belga han llevado a muchos a calificar el caso de "Belgium-gate".

De Croo dijo que sus autoridades seguían "entregadas" a su papel de "creadoras de consenso" y que seguirían trabajando "no sólo en interés de Bélgica, sino de toda la UE".

Apoyó la propuesta de la República Checa de estudiar la imposición de sanciones en toda la UE a personas relacionadas con la red de propaganda, pero dijo que las personas que "reciben" sobornos también deben ser examinadas en el marco de la investigación belga.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Los eurodiputados progresistas interrogan al primer ministro finlandés por su alianza con la extrema derecha

Los eurodiputados respaldan el plan para aprovechar el potencial geotérmico del norte y oeste de Europa

Ursula von der Leyen y el posible efecto de su apertura al partido de Meloni