EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

Los momentos clave del primer debate con los principales candidatos de la UE

Los principales candidatos en las elecciones de la UE se reunieron en Maastricht para el primer debate de la contienda.
Los principales candidatos en las elecciones de la UE se reunieron en Maastricht para el primer debate de la contienda. Derechos de autor Copyright Copyright CC BY-NC-ND © ALDE Party
Derechos de autor Copyright Copyright CC BY-NC-ND © ALDE Party
Por Jorge Liboreiro
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Los principales candidatos a las elecciones europeas se enfrentaron en el primer debate de la contienda, regateando sobre el Pacto Verde, la guerra entre Israel y Hamás, la migración irregular, la inteligencia artificial y TikTok, entre otros.

PUBLICIDAD

El debate de Maastricht, organizado conjuntamente por Politico Europe y Studio Europa, duró una hora y media y supuso un intercambio continuo de ideas políticas, que iban desde ardientes y apasionadas hasta torpes y forzadas.

En el escenario estaban los llamados 'Spitzenkandidaten', los aspirantes a presidir la Comisión Europea tras las elecciones de junio: Ursula von der Leyen (Partido Popular Europeo), Nicolas Schmit (Partido de los Socialistas Europeos), Marie-Agnes Strack-Zimmermann (Partido de la Alianza de los Demócratas y Liberales por Europa), Bas Eickhout (Partido Verde Europeo), Anders Vistisen (Partido de la Identidad y la Democracia)), Walter Baier (Partido de la Izquierda Europea), Maylis Roßberg (Alianza Libre Europea) y Valeriu Ghilețchi (Movimiento Político Cristiano Europeo).

Todos tuvieron la oportunidad de defender su plataforma, pero no todos brillaron por igual. Estos son los tres momentos clave del debate:

"¡Limpia tu propia casa!"

La noche tuvo un 'leitmotiv' bien definido: prácticamente todos los candidatos presentes en el escenario se turnaron para atacar al principal representante de la extrema derecha, Anders Vistisen.

En el segundo segmento, dedicado a la política exterior y de seguridad, Vistisen se quitó los guantes cuando denunció a los partidos mayoritarios por utilizar la guerra en Ucrania como "camuflaje" para cambiar los tratados de la UE y abolir el derecho de veto.

Fue entonces cuando Bas Eickhout, de los Verdes, respondió y denunció al grupo Identidad y Democracia (ID) por estar plagado de acusaciones sobre la influencia rusa y china. Estos casos han despertado la atención del Parlamento Europeo y ya están siendo objeto de investigaciones penales en Bélgica y Alemania, respectivamente.

"Tal vez antes de enseñarle a todo el mundo, ¡limpia tu propia casa!" Eickhout se lo dijo a Vistisen, lo que provocó un fuerte aplauso en la sala.

Vistisen trató de mantener su posición, argumentando que el grupo ID se había tomado las acusaciones "en serio", y atacó a von der Leyen por su escándalo relacionado con los textos no revelados que envió para negociar un megaacuerdo con Pfizer sobre las vacunas contra la COVID-19.

Von der Leyen no mordió el anzuelo y saqueó: "Si nos fijamos en el programa electoral (de Alternativa para Alemania, un partido miembro del ID), verás que se hace eco de las mentiras y la propaganda del Kremlin. ¡Así que limpia tu casa antes de criticarnos!"

Vistisen contraatacó diciendo que sus colegas políticos habían estado "del lado correcto de la historia", mientras que Alemania había estado "del lado equivocado" en lo que respecta a Rusia y China. Pero esto resultó contraproducente, ya que el público abucheó en voz alta.

Tensiones en torno a Ucrania y Gaza

El segmento de política exterior supuso otro momento acalorado. Cuando se le preguntó si Ucrania debía ceder partes de su territorio a cambio de un acuerdo de paz duradero, Walter Baier, del Partido de la Izquierda Europea, condenó la agresión rusa y dijo que había llegado el momento de buscar una "solución política", algo que no especificó. 

Pero luego cambió abruptamente la conversación hacia la guerra entre Israel y Hamás e instó a la UE a imponer sanciones contra Israel de la misma manera que había impuesto a Rusia.

Los moderadores retomaron el tema de Ucrania e insistieron en la cuestión de las concesiones territoriales, algo que él volvió a eludir con una vaga respuesta sobre el logro de un alto el fuego.

"No puedo entender cómo alguien puede defender la idea de que debemos continuar esta guerra hasta cuándo. ¿Hasta que muera el último soldado ucraniano?" dijo.

"Me estoy cansando de oír eso", replicó von der Leyen, evocando su viaje a Bucha. "Si quiere poner fin a esta guerra, Putin simplemente tiene que dejar de luchar. ¡Entonces la guerra habrá terminado!"

Baier volvió a pedir la palabra y restableció la ofensiva israelí en Gaza, en la que han muerto casi 35.000 palestinos desde el 7 de octubre. "¿Cuándo impondrá la Unión Europea sanciones a Israel para detener la guerra en Gaza?" se lo dijo a la presidenta en ejercicio.

Von der Leyen se hizo eco de la línea oficial de la UE al afirmar que Israel tiene derecho a defenderse "dentro de los límites del derecho humanitario y el derecho internacional", y pidió un alto el fuego, la liberación de los rehenes, el aumento de la ayuda humanitaria y la búsqueda de una solución de dos estados.

Eickhout le preguntó si la invasión de Rafah, que el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu ha prometido llevar a cabo, sería su "línea roja" definitiva. "Nunca voy a trazar líneas rojas, pero creo que sería completamente inaceptable que Netanyahu invadiera Raffah", dijo. "¿Y qué significa eso?" preguntó Eickhout.

PUBLICIDAD

"Luego nos sentamos con los estados miembros y actuamos en consecuencia", respondió secamente, von der Leyen.

La sombra del ECR

El partido Conservadores y Reformistas Europeos (ECR) fue el único que estuvo ausente el lunes, pero gozó de más protagonismo que algunos de los presentes.

Eickhout preguntó directamente a von der Leyen si, durante un posible segundo mandato, trabajaría con la formación euroescéptica y de extrema derecha, que incluye a Fratelli d'Italia (Italia), Ley y Justicia (Polonia), Vox (España), Nueva Alianza Flamenca (Bélgica), Partido Democrático Cívico (República Checa), Demócratas de Suecia (Suecia) y Partido Finlandés (Finlandia). ¡Reconquista! , el partido del francés Éric Zemmour, se ha unido recientemente.

Si bien von der Leyen ha criticado abiertamente al grupo ID, cuyas posiciones de extrema derecha han enfurecido a los partidos proeuropeos, se ha mostrado más reacia a denunciar al ECR tras haber establecido una buena relación de trabajo con la primera ministra Giorgia Meloni.

"¿Qué opinas del ECR?" Dijo Eickhout. "Es hora de que tengas claro que no vas a cooperar con la ECR". "En primer lugar, es el Parlamento Europeo el que tiene que encontrar mayorías", respondió, von der Leyen

PUBLICIDAD

A continuación, dio una explicación fuera de tema sobre por qué el estado de derecho era importante para el PPE, lo que llevó a la moderadora a intervenir y repetir la pregunta de Eickhout.

"Depende en gran medida de la composición del Parlamento y de quién pertenezca a qué grupo", afirmó. "¡¿Qué?!" intervino Eickhout.

Esto creó una oportunidad para Nicolas Schmit, quien, a pesar de representar al segundo partido más importante del Parlamento y trabajar como comisario europeo, pasó a un segundo plano durante la mayor parte del debate.

"Me sorprendió un poco su respuesta, diciendo que depende de la composición del Parlamento Europeo", dijo Schmit a von der Leyen, quien es su jefa.

"Fue algo un poco extraño, porque los valores y los derechos no pueden dividirse según algunos acuerdos políticos. O podemos hablar con la extrema derecha, porque la necesitamos, o decir claramente que no hay acuerdo posible porque no respetan los derechos fundamentales (por los que) nuestra Comisión ha luchado", prosiguió.

PUBLICIDAD

"Hemos luchado por los derechos de las personas LGBT, hemos luchado por la igualdad y la libertad de los medios de comunicación, y veo que en algunos países en los que la extrema derecha, ECR por cierto, está en el poder, no lo respetan. Ya están aboliendo sus derechos. ¡Así que esto tiene que ser preciso!"

Entonces, ¿quién ganó? ¿Quién perdió?

Los ganadores indiscutibles de la noche fueron Ursula von der Leyen, que usó su elocuencia y seriedad para contraatacar las acusaciones de la derecha y la izquierda, y Bas Eickhout, que demostró ser combativo y convincente con sus mordaces contraargumentos.

Por el contrario, Anders Vistisen fue duramente criticado por sus ideas disruptivas y sus frecuentes referencias a Dinamarca, su país de origen, lo que llevó a Eickhout a señalar que "se trata de un debate europeo".

Mientras tanto, Marie-Agnes Strack-Zimmermann fracasó con una interpretación rígida y con guión que la hizo parecer perdida y deambulante. En un momento dado, atacó a Hungría por "pararlo todo en el Parlamento Europeo", cuando, de hecho, el poder de veto solo se ejerce en el Consejo de la UE, donde se reúnen los estados miembros. 

Más adelante, se refirió al artículo 7 de los tratados de la UE, que permite la suspensión de ciertos derechos si se descubre que un estado miembro ha incumplido de manera persistente los valores de la UE, llamándolo "párrafo 7".

PUBLICIDAD
Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Strack-Zimmermann critica a Von der Leyen por tardar en priorizar la defensa

¿Cómo afectará el 'piepergate' a las elecciones europeas?

Las políticas de Von der Leyen: ¿Demasiado a la derecha o demasiado a la izquierda?