EventsEventos
Loader

Find Us

PUBLICIDAD

Expertos dudan sobre los beneficios de las inversiones chinas en Hungría

En esta foto de la Oficina del primer ministro húngaro, el presidente chino Xi Jinping saluda al primer ministro húngaro Viktor Orban en Budapest, el 8 de mayo de 2024.
En esta foto de la Oficina del primer ministro húngaro, el presidente chino Xi Jinping saluda al primer ministro húngaro Viktor Orban en Budapest, el 8 de mayo de 2024. Derechos de autor Vivien Cher Benko/MTI - Media Service Support and Asset Management Fund
Derechos de autor Vivien Cher Benko/MTI - Media Service Support and Asset Management Fund
Por Gábor Tanács
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Las inversiones chinas en fábricas de vehículos eléctricos y baterías en Hungría han generado gran debate en el país por su impacto medioambiental y su bajo valor añadido.

PUBLICIDAD

El presidente chino Xi Jinping ha llegado a Hungría esta semana de visita oficial como parte de una gira europea que ha traído al líder oriental a Europa por primera vez en cinco años.

El objetivo de su viaje es fortalecer los lazos diplomáticos entre China y los países de la UE, pero también con sus aliados Serbia y Hungría, países en los que China ha invertido grandes cantidades de dinero en los últimos años.

Sin embargo, expertos consultados por 'Euronews' dudan sobre los beneficios de las inversiones chinas en Hungría, donde el país oriental ha invertido en fábricas de vehículos eléctricos y baterías.

Los expertos aseguran que, en la actualidad, estas instalaciones sólo pueden funcionar con energía y mano de obra importadas, que ejercen presión sobre el suministro de agua y el medio ambiente de Hungría y que, además, tienen un bajo valor añadido.

Un tren que cuesta cuatro veces más de lo habitual

Sobre los proyectos de infraestructura se han desvelado pocos detalles. Un buen ejemplo es la línea del tren de carga entre la capital de Hungría, Budapest, y la capital de Serbia, Belgrado, que pasará por todas las grandes ciudades húngaras. 

La línea ferroviaria fue construida por Hungría con dinero chino y se dice que cuesta hasta cuatro veces más de lo habitual. Con este tipo de proyectos, las estimaciones sobre el retorno de la inversión son muy malas, según los expertos, quienes dicen que la inversión se amortizará sola en más de 100 años.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Xi Jinping pide el "cese de la guerra" mundial durante los Juegos Olímpicos de París

Von der Leyen advierte a Xi Jinping de que la UE hará "pleno uso" de las herramientas de defensa comercial frente a China

Macron y Xi Jinping hablan de comercio, en medio de tensiones por los vehículos eléctricos y los subsidios estatales chinos