EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

¿Seguirá siendo Orbán el aguafiestas de la UE cuando Hungría asuma la Presidencia del bloque?

El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, habla en una rueda de prensa en Viena, el 30 de junio de 2024.
El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, habla en una rueda de prensa en Viena, el 30 de junio de 2024. Derechos de autor Screenshot from AP video 4503428
Derechos de autor Screenshot from AP video 4503428
Por Euronews con AP, EBU
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied
Este artículo se publicó originalmente en inglés

El primer ministro, Viktor Orbán, lleva tiempo siendo acusado de desmantelar las instituciones democráticas y violar las normas de la UE sobre el Estado de derecho, lo que llevó en mayo a la Asamblea Legislativa del bloque a pedir que la Presidencia dejara totalmente de estar en manos de Hungría.

PUBLICIDAD

Hungría asume este lunes la Presidencia rotatoria del Consejo de la UE, y algunos eurodiputados en Bruselas se preguntan si el primer ministro populista, Viktor Orbán, la utilizará para aumentar su reputación como el principal aguafiestas del bloque.

En los últimos años, Orbán ha aprovechado las oportunidades para jugar en contra del consenso general de la UE, bloqueando, suavizando o retrasando decisiones clave de la UE y yendo habitualmente en contra de la mayoría de los demás líderes en cuestiones como la guerra en Ucrania y las relaciones entre la UE y Rusia y China.

Su a menudo fuerte oposición a las políticas y posiciones de la UE ha frustrado durante mucho tiempo a sus socios del bloque y le ha marginado de la corriente dominante del continente.

Volver a hacer grande a Europa

El lema de la Presidencia húngara del Consejo de la UE, "Make Europe Great Again" (Hagamos que Europa vuelva a ser grande), suscitó sorpresa en algunos sectores por ser prácticamente igual al famoso eslogan utilizado por el expresidente estadounidense, Donald Trump.

La Presidencia de la UE rota entre los países miembros del bloque y, aunque el cargo tiene poco poder real, permite a los países situar sus prioridades en un lugar destacado de la agenda europea.

El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, llega a una cumbre de la UE en Bruselas el 27 de junio de 2024.
El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, llega a una cumbre de la UE en Bruselas el 27 de junio de 2024.Geert Vanden Wijngaert/Copyright 2024 The AP. All rights reserved.

Ahora que Hungría se prepara para presidir el bloque de 27 países durante los próximos seis meses, algunos analistas esperan que mantenga su retórica antieuropea.

Pero el calendario de su Presidencia, que comienza con una larga pausa estival y un periodo transitorio de formación de un nuevo Parlamento Europeo y una nueva Comisión Europea, dará a Budapest pocas oportunidades de desbaratar significativamente las prioridades del bloque.

"Estos seis meses no son en conjunto tan largos, lo que significa que Hungría no puede hacer mucho daño", dijo la investigadora del Centro para la Integración Euroatlántica y la Democracia, Dorka Takácsy.

A medida que se acercaba la toma de posesión de Hungría, los dirigentes de Bruselas se apresuraron a impulsar importantes decisiones políticas mientras Bélgica aún ostentaba la Presidencia.

La semana pasada, la UE inició conversaciones de adhesión con Ucrania y Moldavia. Orbán se ha opuesto a la candidatura de Ucrania y ha amenazado con bloquearla. Su Gobierno también ha frenado los esfuerzos de la UE para canalizar la financiación que tanto necesita Ucrania.

Lo que los europeos quieren son tres cosas: paz, orden y desarrollo. Y lo que hoy reciben de la elite de Bruselas es guerra, migración y estancamiento.
Viktor Orbán
Primer ministro de Hungría

"Todos los pasos significativos de la parte europea en relación con Ucrania ya se habían dado", dijo Takácsy. "Un retraso húngaro, según la mayoría de los líderes europeos, ya está calculado y se tiene en cuenta como si fuera algo que muy probablemente va a ocurrir".

Orbán lleva tiempo siendo acusado de desmantelar las instituciones democráticas y violar las normas de la UE sobre el Estado de derecho, lo que llevó al poder legislativo del bloque a pedir en mayo que la Presidencia dejara de estar en manos de Hungría por completo.

La Comisión congeló miles de millones de euros en fondos

En una resolución, el Parlamento de la UE argumentó que las deficiencias democráticas planteaban dudas sobre "cómo Hungría podría desempeñar con credibilidad esta tarea en 2024".

Hace dos años, la Comisión Europea congeló miles de millones de euros en fondos destinados a Budapest por los retrocesos democráticos. Pero algunos funcionarios húngaros han subrayado que piensan actuar de forma constructiva durante su Presidencia.

La semana pasada, el ministro húngaro de Asuntos Europeos, János Bóka, declaró a la prensa que "seremos intermediarios honestos, trabajando lealmente con todos los Estados miembros e instituciones".

PUBLICIDAD

"Desempeñar las funciones de la Presidencia es nuestra obligación, pero lo vemos sobre todo como una oportunidad", dijo Bóka. "Al comienzo del nuevo ciclo institucional, podemos iniciar un debate y establecer la agenda sobre cuestiones que son importantes para nosotros".

Entre las cuestiones que Hungría ha priorizado en su programa de siete puntos está la ampliación de la UE en los Balcanes Occidentales para países como Serbia, Macedonia del Norte, Montenegro y Albania mediante un procedimiento "basado en los méritos".

Budapest también ha prometido reforzar las fronteras exteriores de la UE y luchar contra la inmigración ilegal, así como hacer frente a los "retos demográficos" que plantea el envejecimiento de la población europea, dos prioridades que reflejan la imagen de Orbán como firme opositor a la inmigración y defensor de los valores familiares.

Pero tras años de campañas en las que la UE ha impuesto a Hungría políticas no deseadas, Orbán ha comparado repetidamente la pertenencia al bloque con las más de cuatro décadas de ocupación soviética de su país. Ahora, podría resultarle difícil restablecer la buena voluntad entre sus socios de la UE.

PUBLICIDAD

Fuentes adicionales • Enrique Barrueco (Voz en off)

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Orbán resalta el apoyo de Francia al programa económico de la Presidencia húngara de la UE

Orbán descarta unirse al grupo ECR en el Parlamento Europeo tras reunirse con Meloni en Italia

¿Por qué Orbán, Meloni y Fiala están enfadados por los altos cargos de la UE?