EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Ucrania y Moldavia inician conversaciones formales de adhesión con la Unión Europea

Presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy
Presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy Derechos de autor Dario Pignatelli/
Derechos de autor Dario Pignatelli/
Por Mared Gwyn Jonesvideo by Shona Murray
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied
Este artículo se publicó originalmente en inglés

La decisión se produce dos años después de que ambos países solicitaran el ingreso en la UE tras la invasión rusa de Ucrania.

PUBLICIDAD

El martes se inician las conversaciones oficiales para la adhesión de Ucrania y Moldavia a la Unión Europea, en un acontecimiento que se considera histórico y que reforzará las esperanzas de que ambos países se conviertan algún día en miembros de la UE a pesar de la guerra que ha devastado Ucrania.

El inicio de las conversaciones tendrá lugar en dos conferencias intergubernamentales consecutivas el martes por la tarde en Luxemburgo, en las que estarán representados los dos países aspirantes, la Comisión Europea y la Presidencia de turno del Consejo, que actualmente ostenta Bélgica.

La delegación ucraniana estará encabezada por la vice primera ministra de Integración Europea, Olga Stefanishyna, mientras que el primer ministro Dorin Recean dirigirá la delegación moldava.

La reunión del martes es más que nada simbólica, pero significa que la Comisión Europea puede avanzar en el proceso de examen de las legislaciones nacionales de Kiev y Chisináu para determinar su adecuación a las de la UE en ámbitos como la energía, los servicios financieros y la seguridad alimentaria.

Los marcos de negociación, diseñados para guiar las conversaciones de adhesión y aprobados por los Estados miembros de la UE la semana pasada, también se presentarán a ambos países.

Un proceso de adhesión "riguroso y exigente"

Un diplomático de la UE declaró que, si bien el proceso de selección inicial suele durar de uno a dos años, esta vez podría ser más rápido, dado que los acuerdos de libre comercio de 2014 con Ucrania y Moldavia significan que ambos países ya están alineados con varias normas y reglamentos de la UE.

El inicio de las negociaciones es uno de los muchos hitos de un proceso que suele durar años, en el que los países deben realizar reformas judiciales, económicas y constitucionales antes de poder considerarse preparados para ingresar en la UE. Los anteriores candidatos han tardado una media de una década en incorporarse al bloque.

Actualmente hay otros siete países a la espera de convertirse en miembros de la UE, cinco de los cuales (Albania, Bosnia y Herzegovina, Montenegro, Macedonia del Norte y Serbia) ya están en negociaciones formales.

"Nos encontramos en el umbral de un momento significativo y transformador para estos dos países (Ucrania y Moldavia), y para nuestra Unión", dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en un mensaje de vídeo el martes. Añadió que el camino de Ucrania y Moldavia hacia la adhesión a la UE será "riguroso y exigente".

La presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, declaró: "Nuestro futuro compartido empieza ahora".

Charles Michel, que preside el Consejo Europeo, describió las conversaciones del martes como "un momento de orgullo para ambas naciones y un paso estratégico para la UE".

"Los esfuerzos de Ucrania son aún más admirables si se tiene en cuenta que la guerra de agresión de Rusia contra Ucrania ha provocado dificultades y adversidades sin precedentes", añadió Michel. "El pueblo de Ucrania ha demostrado un valor y una solidaridad extraordinarios al defender su soberanía y su futuro europeo".

Michel ya ha pedido a la propia UE que acelere sus preparativos para la ampliación, sugiriendo que el bloque debería estar listo para aceptar nuevos miembros en 2030.

Los países candidatos deben estar preparados

Pero los líderes de la UE se han apresurado a señalar que la ampliación sigue siendo un proceso "basado en los méritos", a pesar del deseo de acelerar las candidaturas de Ucrania y Moldavia. "Las negociaciones de adhesión tienen por objeto preparar a los candidatos para las responsabilidades de la adhesión, y por eso no hay atajos", dijo Von der Leyen.

La invasión ilegal de Ucrania en febrero de 2022 ha dado un nuevo sentido de urgencia a una política de ampliación de la UE que lleva años estancada, y Michel ha afirmado recientemente que el bloque debe ampliarse para integrar su flanco oriental o enfrentarse a un nuevo telón de acero.

PUBLICIDAD

Los marcos de negociación tanto para Ucrania como para Moldavia se adoptaron rápidamente, y la Comisión rompió con los precedentes al recomendar la apertura de conversaciones el pasado diciembre antes de que ninguno de los dos países hubiera aplicado plenamente las reformas necesarias.

En respuesta, Hungría se ha opuesto a la rápida adhesión de Ucrania, alegando su preocupación por los niveles de corrupción en el país y la falta de medidas para proteger los derechos de la minoría húngara en la región fronteriza de Transcarpatia.

Hasta ahora, los Estados miembros de la UE han logrado desviar la campaña de oposición del primer ministro húngaro, Viktor Orbán, por ejemplo pidiéndole tácticamente que se abstenga en la decisión de iniciar las conversaciones abandonando la sala de negociaciones.

¿Podrían frenarse los avances en los próximos meses?

Pero se teme que los avances de Ucrania se frenen en los próximos seis meses, cuando el Gobierno nacionalista y conservador de Hungría asuma de manos de Bélgica la Presidencia semestral rotatoria del Consejo de la UE.

PUBLICIDAD

Las conferencias intergubernamentales del martes se convocaron en un intento de impulsar a ambos países por la senda de la adhesión antes de que Hungría asuma el Consejo.

La exasperación con el Gobierno de Orbán se ha ido aumentando entre los diplomáticos de la UE en los últimos meses, ya que sigue vetando decisiones clave sobre la ayuda militar a Kiev. El lunes, el bloque acordó enviar 1.400 millones de euros en ayuda armamentística e industrial a Ucrania, un acuerdo que fue aprobado sin el visto bueno de Hungría.

La cartera de ampliación del Ejecutivo de la UE también ha estado dirigida por el comisario húngaro Olivér Várhelyi durante el último mandato de cinco años. El presidente de la delegación UE-Moldavia del Parlamento Europeo, Siegfried Mureșan, declaró a la prensa la semana pasada que un húngaro no debería seguir dirigiendo la agenda de ampliación de la UE, afirmando que el hombre de Orbán en Bruselas ha sido un "problema" para el impulso de la adhesión.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Más de 9.000 soldados de la OTAN realizan ejercicios en un área estratégica

Mark Rutte muestra su entusiasmo a las puertas de ser confirmado como secretario general de la OTAN

La OTAN reafirma su apoyo a Ucrania pese a las últimas amenazas de Rusia