This content is not available in your region

Las reservas de alquileres vacacionales en España superan en agosto los niveles previos a la pandemia

Las reservas de alquileres vacacionales en España superan en agosto los niveles previos a la pandemia
Las reservas de alquileres vacacionales en España superan en agosto los niveles previos a la pandemia   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

MADRID, 21 jul – Los alquileres vacacionales españoles para el mes de agosto cuentan con más reservas que antes de la pandemia de COVID-19, gracias al turismo interno y a la percepción de que las viviendas alquiladas son más seguras que los hoteles, según informó el miércoles la principal web de reservas vacacionales de España, Rentalia.

La ocupación de los apartamentos y casas alquilados a los turistas durante el verano aumentará hasta el 89,2% el próximo mes, 12 puntos porcentuales por encima de los niveles de hace un año y justo por encima del 88,5% registrado en 2019, antes de la pandemia, dijo Rentalia.

Las tasas más altas, por encima del 94%, se esperan en las Islas Baleares de Menorca y Mallorca, así como en la zona turística peninsular de Alicante.

La demanda se ha visto impulsada por los turistas nacionales que permanecen en España ante las restricciones de viaje que persisten en muchos países, así como por la sensación de que una propiedad alquilada ofrece un entorno más seguro que un hotel, dijo la directora de Rentalia, Almudena Ucha.

“Además, debido a las restricciones al ocio en algunas regiones, muchas familias y grupos buscan alojamientos vacacionales donde poder celebrar reuniones sin que les afecten estas limitaciones”, dijo.

El sector turístico español quedó devastado por las restricciones de viaje impuestas el año pasado para frenar la pandemia.

Sólo 19 millones de turistas extranjeros llegaron a España en 2020, frente a los más de 80 millones que había antes de la pandemia. La flexibilización desigual de las restricciones ha hecho que vuelvan algunos turistas, aunque las autoridades esperan que este verano sólo acudan la mitad de turistas extranjeros que antes de la pandemia.