This content is not available in your region

El nuevo plan comercial de EEUU para China deja a la industria con ganas de detalles

El nuevo plan comercial de EEUU para China deja a la industria con ganas de detalles
El nuevo plan comercial de EEUU para China deja a la industria con ganas de detalles   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por David Lawder y Andrea Shalal

WASHINGTON, 5 oct – Después de haber esperado ocho meses para la prometida revisión “de arriba a abajo” de su política comercial con China hecha por la representante de comercio de Estados Unidos, Katherine Tai, algunos sectores económicos y expertos estadounidenses expresaron su malestar ante la falta de detalles sobre las negociaciones o el calendario del plan.

En su presentación del plan el lunes, Tai, la principal autoridad comercial del presidente Joe Biden, se comprometió a mantener conversaciones con representantes chinos sobre su incumplimiento de los términos de la “Fase 1″ del acuerdo comercial alcanzado bajo el mandato del expresidente Donald Trump, así como a reactivar un proceso para conceder exenciones arancelarias a algunas importaciones chinas.

“Va a volver a dialogar con China y eso es algo bueno”, dijo Mary Lovely, economista comercial de la Universidad de Syracuse que asistió al discurso de Tai en Washington. “Pero todo su plan parece ser: ‘Voy a tener una conversación’”.

Tai dejará sin tocar la mayoría de los polémicos aranceles de Trump sobre cientos de miles de millones de dólares de productos chinos mientras inicia las conversaciones con su homólogo, el viceprimer ministro chino Liu He. Planteará las preocupaciones de Estados Unidos sobre los subsidios de China, pero no esbozó planes específicos para abordar las políticas de Pekín que Estados Unidos considera que socavan el libre comercio.

Lo que ocurra después “depende de cómo se desarrolle el diálogo”, dijo Tai, ex abogada principal de la Comisión de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes de EEUU, que ha prometido centrar la política comercial de Biden en los trabajadores.

Fue implacable en sus críticas a Pekín en este frente, acusando al Gobierno del Partido Comunista de China de seguir “moldeando su economía a la voluntad del Estado, perjudicando los intereses de los trabajadores aquí en Estados Unidos y en todo el mundo”.

El discurso de Tai, pronunciado en el centro de estudios estratégicos e internacionales, obtuvo el apoyo de legisladores demócratas y de sindicatos, así como de un antiguo cargo de comercio del Gobierno de Trump.

NUEVASPREOCUPACIONESARANCELARIAS

Sin embargo, los sectores que han sufrido más de tres años de aranceles estadounidenses sobre las importaciones chinas que cuestan miles de millones de dólares, esperaban detalles sobre qué productos podrían ganar un alivio arancelario.

En cambio, el discurso del lunes dejó la preocupación de que Tai podría imponer nuevos aranceles después de decir que mantendrá otras investigaciones de la “Sección 301″ como opciones.

El Consejo Empresarial Estados Unidos-China dijo que temía que los aranceles pudieran convertirse en permanentes, dada la falta de una hoja de ruta clara. El Consejo Nacional de Comercio Exterior pidió un proceso de exclusión arancelaria “robusto” para proporcionar algún alivio a las empresas golpeadas por la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Tai dijo que se abstendría de los planes de Trump para una “Fase 2″ formal separada de las negociaciones con Pekín sobre cuestiones estructurales como los subsidios masivos de China a las empresas estatales, citando una “falta de inclinación” para usar las etiquetas de la Administración Trump.

La forma en que se desarrollen esas discusiones depende en parte de “cuánta tracción consigamos con China y hasta qué punto tengamos que tomar nuestras propias medidas para defender nuestros intereses”, dijo Tai.