This content is not available in your region

El aumento de la demanda tensa aún más la cadena de suministro de la aviación

El aumento de la demanda tensa aún más la cadena de suministro de la aviación
El aumento de la demanda tensa aún más la cadena de suministro de la aviación   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Allison Lampert y Rajesh Kumar Singh

LASVEGAS/CHICAGO, 15 oct – Las interrupciones de la cadena de suministro y de los envíos a escala mundial están dificultando que fabricantes de aviones de negocios y proveedores satisfagan la reactivada demanda de componentes, según ejecutivos y analistas del sector.

Las interrupciones, que también están afectando a la aviación comercial, están empezando a aumentar los costes y amenazan con ralentizar la recuperación del sector aeroespacial tras la pandemia de COVID-19.

Con el tráfico de la aviación privada superando los niveles de 2019 este año, algunos fabricantes de aviones privados y proveedores que acudieron esta semana a una feria insignia del sector en Las Vegas subrayaron diversas señales de advertencia sobre la cadena de suministro y los contratiempos laborales.

Sus comentarios se sumaron a las recientes preocupaciones expresadas por el director ejecutivo de Airbus, Guillaume Faury, sobre las crecientes presiones en la cadena de suministro del sector de la aviación comercial.

El sector de la aviación ha evitado hasta ahora los problemas de suministro a los que se enfrentan los fabricantes de automóviles y las empresas de maquinaria, ya que los fabricantes de aviones Boeing Co y Airbus están produciendo menos aviones que antes de la pandemia.

Sin embargo, las tensiones en la cadena de suministro son cada vez más visibles en la producción de aviones de fuselaje estrecho, que han experimentado un repunte en la demanda debido a la recuperación de los viajes de corta distancia, según Eric Bernardini, codirector mundial de aeroespacial, defensa y aviación de la consultora AlixPartners.

La relajación de las restricciones a los viajes y el atractivo de los vuelos privados han provocado un inesperado aumento del tráfico de aviones de negocios, llenando las plazas de los operadores privados y ampliando los pedidos pendientes de los fabricantes de aeronaves, pero aumentando la tensión sobre la oferta de aviones, piezas y pilotos.

El tráfico de los aviones producidos por el fabricante de aviones de negocios Cessna, de Textron Inc, ha aumentado alrededor de un 20% con respecto a 2019, presionando a los proveedores para que se mantengan al día con la necesidad de entregar piezas de repuesto.

“Estamos en una posición más saludable en comparación con lo que podría ser, pero estamos empezando a ver algunos problemas”, dijo Ron Draper, director ejecutivo de Textron Aviation.

Draper dijo que Textron está gestionando los contratiempos, pero sigue “esperando que surjan limitaciones de producción para algunos proveedores”.

Stirling Macfarlane, director del segmento aeroespacial de PPG Industries, dijo en la feria de Las Vegas que el fabricante de revestimientos y transparencias para aviones se ha enfrentado a algunos retrasos en la recepción de componentes necesarios.

Las empresas aeroespaciales sufren escasez de semiconductores y plásticos, y están pagando mucho más por materias primas como el acero y el aluminio, dijo Bernardini.

Los costes de los insumos suben en un momento en que la capacidad de fijación de precios del sector aeroespacial comercial se ve limitada por la debilidad general de la demanda, lo que hace más difícil que los fabricantes de equipos y sus proveedores repercutan el aumento de los costes en los clientes.

El sector de la aviación pagó de media entre un 27% y un 44% más por las materias primas en el primer semestre de este año en comparación con el año pasado, según datos de AlixPartners.

La protección de los márgenes de beneficio es la “principal preocupación” del sector, según Bernardini.

Las empresas también están teniendo dificultades para encontrar suficientes trabajadores cualificados con los que aumentar la producción, enfrentándose a retrasos en los envíos.

Se necesitan niveles adecuados de personal para cumplir con los aumentos de producción previstos en 2022 y 2023, dijo Robert Martin, director ejecutivo del arrendador BOC Aviation en un evento del Centro de Aviación CAPA el miércoles.

Embraer SA está aumentando las piezas disponibles en sus almacenes para los clientes, a pesar de los mayores costes de transporte, dijo Marsha Woelber, jefe de relaciones con los clientes y ventas de posventa del fabricante de aviones brasileño.

“Hemos preparado más inventario en los almacenes locales de todo el mundo, porque comprobamos que hay interrupciones cuando observamos los vuelos de carga internacionales o los contenedores de transporte”, dijo.

Algunos estados de Estados Unidos están tomando medidas para ayudar a aliviar los cuellos de botella.

El de Oklahoma, por ejemplo, creó a principios de este año un portal que ayuda a poner en contacto a proveedores locales y fabricantes, como por ejemplo los del sector aeroespacial, que buscan diversificar su cadena de suministro para ayudar a llenar los vacíos.

Draper dijo que el desafío será mayor si la producción de las aerolíneas comerciales vuelve a los niveles de 2019, lo que podría estar a uno o dos años de distancia.

“Si Boeing y Airbus retoman la competición en la que se habían embarcado anteriormente y absorben mucha capacidad, podríamos enfrentarnos a limitaciones de la producción”.