This content is not available in your region

No hay final a la vista para escasez de empleados en EEUU mientras empresas sufren por altos costos

No hay final a la vista para escasez de empleados en EEUU mientras empresas sufren por altos costos
No hay final a la vista para escasez de empleados en EEUU mientras empresas sufren por altos costos   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Caroline Valetkevitch

NUEVAYORK, 26 oct – La escasez de mano de obra puede ser el más intrincado de los riesgos de costos que han enfrentado las empresas estadounidenses en el último trimestre y a medida que la temporada de resultados llega a su punto máximo, hay indicios de que el problema persistirá, dicen analistas y estrategas.

Encontrar y pagar a los trabajadores es un desafío al que los inversores están prestando mucha atención a medida que llegan los resultados del tercer trimestre, con cuellos de botella en el suministro y altos precios de la energía y otras materias primas, entre otros riesgos clave para las empresas.

Las advertencias ya han llegado de empresas de varias industrias, incluida la atención médica, con el operador hospitalario HCA Healthcare Inc diciendo que los costos laborales más altos observados en el tercer trimestre podrían durar más debido a la escasez de trabajadores.

Domino’s Pizza citó una escasez de conductores, ya que informó recientemente una inusual caída en las ventas en Estados Unidos, mientras que FedEx Corp también citó mayores costos laborales en septiembre cuando recortó su pronóstico para todo el año.

Las próximas semanas, en las que reportarán resultados de la mayor parte de las empresas que cotizan en el índice S&P 500, deberían dar a los inversores más pistas sobre cuánto tiempo podrían persistir las presiones laborales.

“Lo veremos surgir en los próximos dos trimestres mientras intentamos continuar con la reapertura”, dijo Mace McCain, director de inversiones de Frost Investment Advisors. “La reapertura se retrasó debido a la variante Delta, por lo que aún no hemos visto el impacto total de la escasez de mano de obra”.

Estrategas de Goldman Sachs escribieron en una nota esta semana que ha habido algunos “signos tentativos de mejora de los datos de la cadena de suministro y los precios de las materias primas”, aunque la situación de un mercado laboral muy ajustado podría ser un desafío “para muchas empresas durante años”.

“Nuestros economistas esperan que la presión sobre la oferta del mercado laboral relacionada con el COVID se alivie en los próximos meses, pero pronostican una tasa de desempleo en Estados Unidos del 3,5% para fines de 2022, lo que significa que las empresas continuarán enfrentando muchos de los desafíos del mercado laboral que enfrentan hoy”, afirmaron.

Entre las empresas dentro de la industria del ocio y el hospedaje, los firmas de bajo costo laboral han superado a sus pares durante meses, dijeron estrategas de Goldman, señalando que en el mercado más amplio, “las empresas más eficientes en activos y mano de obra han superado a los pares en los últimos años y en las últimas semanas”.

Los datos económicos recientes han subrayado la tendencia a la estrechez del mercado laboral.

Los últimos datos mostraron que la cantidad de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de beneficios por desempleo cayó a un mínimo de 19 meses en la semana que terminó el 16 de octubre, lo que marca una segunda semana consecutiva en la que los pedidos se mantuvieron por debajo del umbral de 300.000.

Las empresas estadounidenses lograron mantener los márgenes de ganancias en niveles récord en el segundo trimestre, pero el aumento de los costos ha provocado cierta preocupación entre los inversores.

En lo que va del período de resultados, ganancias más robustas de lo esperado han elevado la previsión de crecimiento de las utilidades año tras año para las empresas del S&P 500, a un 34,8%, frente al 30% a principios de mes, según los datos del IBES de Refinitiv.

Sin duda, la escasez de mano de obra es una buena noticia para las personas que están desempleadas y buscan trabajo. Y hay varias señales que sugieren que la situación puede ser temporal, escribió Thomas Lee, socio gerente y jefe de investigación de Fundstrat Global Advisors, en una nota reciente.

“El uso de mano de obra es actualmente 4,9 millones más bajo que antes de COVID-19″, escribió. “¿Ha cambiado la economía permanentemente durante el COVID-19 que de alguna manera menos gente trabajando significa un mercado laboral más ajustado? Nop”, comentó.