This content is not available in your region

Bajas temperaturas del invierno mantendrán precios crudo cerca de 80 dólares/barril

Bajas temperaturas del invierno mantendrán precios crudo cerca de 80 dólares/barril
Bajas temperaturas del invierno mantendrán precios crudo cerca de 80 dólares/barril   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Arundhati Sarkar

29 oct – Los precios del petróleo se mantendrán cerca de los 80 dólares hacia fin de año, ya que la escasez de suministros y las facturas de gas más altas fomentan un mayor uso de crudo para la generación de energía, mostró un sondeo de Reuters el viernes.

El sondeo a 41 analistas y economistas pronosticó que el Brent promediará 70,89 dólares el barril en 2021, expectativa más alta para el año desde abril de 2019.

La previsión está por debajo del nivel de 100 dólares el barril propuesto por algunos productores y pronosticadores y se compara con un precio promedio de 69,52 dólares en lo que va del año.

Se espera que los precios promedien 80,92 dólares el barril en el cuarto trimestre de este año y 78,74 dólares en el trimestre siguiente.

Para el West Texas Intermediate (WTI) la expectativa es de 68,62 dólares por barril, el pronóstico más alto para 2021 desde marzo de 2017. Se observó que el referencial estadounidense promedió 78,06 dólares en el trimestre actual y 75,68 dólares en el primer trimestre de 2022.

Los analistas estiman que la demanda mundial de combustible aumentará entre 5 y 6 millones de barriles por día (bpd) este año.

A pesar de las limitaciones de suministro, los analistas estaban divididos sobre si la alianza OPEP+ enmendará un plan para un aumento de la producción de 400.000 bpd por mes.

John Paisie, presidente de Stratas Advisors dijo que OPEP+ está cómoda con el barril en torno a los 80 dólares y agregó que el grupo observará el mercado y agregará suministro cuando se justifique, “ya que no quieren que los precios del petróleo se disparen ni pierdan participación de mercado”.

Además, la aparición de más variantes del COVID, el acuerdo nuclear de Irán y la respuesta de los bancos centrales al aumento de la inflación impulsada por el aumento de los precios de la energía serán factores cruciales en los próximos meses, según analistas.