This content is not available in your region

Scholz promete lanzar la mayor transformación de la economía alemana en un siglo

Scholz promete lanzar la mayor transformación de la economía alemana en un siglo
Scholz promete lanzar la mayor transformación de la economía alemana en un siglo   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Paul Carrel y Madeline Chambers

BERLÍN, 15 dic – El canciller alemán, Olaf Scholz, afirmó el miércoles que su gobierno hará que la mayor economía de Europa esté preparada para el futuro fomentando la inversión en la protección del clima y la digitalización, y prometió que nadie se quedará atrás en esta gran transformación.

El primer discurso importante del socialdemócrata ante el parlamento, desde que la semana pasada sustituyó a la líder conservadora Angela Merkel, se centró en gran medida en cuestiones internas, haciendo hincapié en la necesidad inmediata de hacer frente a la pandemia y en la tarea a largo plazo de modernizar tanto la economía como la sociedad.

Sin embargo, el político de 63 años, que ha visitado París, Bruselas y Varsovia desde que asumió el cargo, también subrayó la importancia de reforzar la Unión Europea y de estar codo con codo con los aliados transatlánticos frente a las amenazas a la seguridad, como la concentración militar rusa en Ucrania.

“Tenemos unos 23 años por delante en los que debemos y vamos a salir de los combustibles fósiles, lo que significa la mayor transformación de nuestra industria y economía en al menos 100 años”, dijo el nuevo canciller alemán.

Scholz fue vicecanciller y ministro de Economía en coalición de Merkel durante los últimos cuatro años. Pero ha prometido que su inédita coalición a tres bandas con los Verdes y los Demócratas Libres será un “reinicio”.

Alemania necesita duplicar la producción de energías renovables para 2030, pero también ampliar las infraestructuras, como las estaciones de recarga para vehículos eléctricos, dijo.

Su gobierno creará el marco para que la mayor parte de la inversión en el futuro de Alemania sea privada, por ejemplo, ampliando el papel de los bancos estatales en el apoyo a los emprendimientos.

Esta transformación sólo puede funcionar si hay cohesión social, dijo Scholz, destacando los planes para aumentar el salario mínimo y hacer que la sociedad sea más inclusiva, por ejemplo, mediante el derecho de las personas transgénero de determinar su identidad y la liberalización de las leyes de ciudadanía.

Los legisladores de la oposición de ambos lados del espectro político centraron sus críticas al nuevo gobierno en sus propuestas de financiar las inversiones públicas mediante la emisión de miles de millones de euros de deuda adicional. Los de la extrema izquierda le criticaron por no subir los impuestos a los ricos y los de la derecha le acusaron de una política financiera insostenible.

El ratio de endeudamiento de Alemania, ligeramente inferior al 70% del PIB, es mucho menor que el de Francia, con un 115%, o el de Estados Unidos, con más del 160%, pero Scholz se ha enfrentado a las críticas por los planes presupuestarios de su gobierno.