This content is not available in your region

La OMC respalda algunas reclamaciones de Turquía contra la UE sobre importación de acero

La OMC respalda algunas reclamaciones de Turquía contra la UE sobre importación de acero
La OMC respalda algunas reclamaciones de Turquía contra la UE sobre importación de acero   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

GINEBRA, 29 abr – La Organización Mundial del Comercio (OMC) ha aceptado algunas de las quejas de Turquía contra las medidas de la Unión Europea diseñadas para frenar las importaciones de acero y aconsejó el viernes al bloque que las adapte a las normas comerciales mundiales.

La UE introdujo medidas de “salvaguardia” en julio de 2018 en forma de contingentes arancelarios. Permiten que varios grados de acero entren en el bloque libres de aranceles hasta ciertas cuotas, pero cualquier otra importación se enfrenta a aranceles del 25%.

Las salvaguardias debían durar tres años, hasta finales de junio de 2021, y los límites de los contingentes aumentarían un 5% cada año, pero Turquía se quejó de que los aumentos eran inferiores al 5% cada año. Las medidas también se han prorrogado hasta 2024.

La Comisión Europea, que supervisa la política comercial de la UE, dijo que el veredicto era satisfactorio en general, ya que las cuestiones más importantes se habían resuelto a su favor y el grupo especial de la OMC había confirmado que podían utilizarse salvaguardias para proteger la industria nacional.

La Comisión reconoció que el grupo de expertos había fallado a favor de Turquía en tres puntos y dijo que aplicaría el fallo tras su adopción oficial por la OMC.

El Gobierno turco no estuvo disponible de inmediato para hacer comentarios en un día de fiesta nacional.

La UE había dicho que las salvaguardias eran necesarias para evitar una avalancha de importaciones después de que los aranceles sobre los metales impuestos por el expresidente estadounidense Donald Trump cerraran de hecho el mercado de Estados Unidos.

Bajo el mandato de Joe Biden, Estados Unidos ha suspendido los aranceles para algunas naciones exportadoras, incluidos los 27 miembros de la Unión Europea.

Turquía, que es un importante exportador de acero a la UE, se quejó de que las medidas de la UE infringían los compromisos del bloque con la OMC.

Según las normas de la OMC, los miembros pueden imponer salvaguardias en determinadas condiciones, entre ellas que las importaciones hayan aumentado hasta el punto de perjudicar a la industria nacional y que eso sea consecuencia de “acontecimientos imprevistos”.

El comité especial de la OMC, compuesto por tres personas, aceptó la opinión de Turquía de que la Comisión Europea no había demostrado que las importaciones de acero hubieran aumentado debido a una evolución imprevista y que la industria de la UE estuviera amenazada por un perjuicio grave.

El comité rechazó o se negó a considerar otras alegaciones turcas.