This content is not available in your region

Arabia Saudí sube los precios del crudo de julio para Asia por encima de lo previsto

Arabia Saudí sube los precios del crudo de julio para Asia por encima de lo previsto
Arabia Saudí sube los precios del crudo de julio para Asia por encima de lo previsto   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

6 jun – Arabia Saudí, el mayor exportador de petróleo del mundo, elevó los precios del crudo de julio para los compradores asiáticos a niveles superiores a los previstos, en medio de la preocupación por la escasa oferta y las expectativas de una fuerte demanda en verano.

El precio oficial de venta (OSP, por sus siglas en inglés) de las entregas de julio de “Arab Light” para Asia aumentó 2,1 dólares por barril con respecto a junio, hasta alcanzar los 6,5 dólares por barril en las cotizaciones de Omán/Dubai, justo por debajo del máximo histórico registrado en mayo.

Esta cifra es mucho más alta que la mayoría de las previsiones del mercado, que pronosticaban un aumento de alrededor de 1,5 dólares. Sólo uno de los seis participantes en una encuesta de Reuters había previsto un aumento de 2 dólares.

“El aumento de los precios es inesperado, sobre todo en el caso del Arab Light. Estamos desconcertados por la decisión”, dijo un comerciante de petróleo asiático.

La subida del productor estatal de petróleo Saudi Aramco se produjo a pesar de un acuerdo de los estados de la OPEP+ para aumentar la producción en 648.000 barriles por día (bpd) en julio y una cantidad similar en agosto en un esfuerzo por compensar las pérdidas de suministro de Rusia. En comparación, el plan inicial era añadir 432.000 bpd al mes durante tres meses hasta septiembre.

Pero los aumentos se han repartido entre los países miembros, incluida Rusia, y Estados como Angola y Nigeria, que tienen dificultades para cumplir sus objetivos, lo que hace temer que el aumento real de la oferta no alcance los planes oficiales.

Los países del hemisferio norte, como Estados Unidos, suelen iniciar la temporada de conducción en julio, lo que hace que aumente la demanda de gasolina. China, el primer importador de petróleo del mundo, también está reabriendo algunas ciudades, como Shanghái, tras los prolongados confinamientos del COVID-19.

“La demanda también es muy fuerte en este ciclo y los saudíes pueden permitirse el lujo de subir los OSP“, dijo otro comerciante de petróleo asiático.

Parte de la demanda de petróleo saudí podría verse contrarrestada por los persistentes flujos de petróleo ruso hacia China e India, que se han negado a condenar a Moscú por la invasión de Ucrania y han estado aumentando las compras de cargamentos rusos a precios de ganga.

El domingo por la noche, Saudi Aramco también subió su OSP para los compradores europeos y mediterráneos, pero mantuvo sin cambios los diferenciales estadounidenses.