This content is not available in your region

Ante la incertidumbre, los hipotecados españoles optan por los tipos fijos

Ante la incertidumbre, los hipotecados españoles optan por los tipos fijos
Ante la incertidumbre, los hipotecados españoles optan por los tipos fijos   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Jesús Aguado

MADRID, 16 jun – Los propietarios de viviendas españoles, que temen volver a las turbulencias que estuvieron a punto de llevar a su país a la quiebra hace una década, se apresuran a protegerse de la subida de los precios y de los costes de los préstamos mediante nuevos acuerdos hipotecarios que fijan los tipos de amortización.

En un país en el que, según los datos de Eurostat, alrededor de tres cuartas partes de la población son propietarios de su vivienda, la mayoría solía elegir hipotecas a tipo variable y elegir entre las ofertas de los bancos cuando los costes de los préstamos en la zona euro tocaron fondo.

Las solicitudes de hipotecas están aumentando en un contexto de subida de los precios de la vivienda, pero tres de cada cuatro son ahora con tipos de interés fijos, ya que la guerra ha generado inquietud y el Banco Central Europeo se prepara para subir los tipos de interés en un contexto de caída de los mercados financieros.

En palabras de Ignasi Viladesau, director de inversiones del neobanco español MyInvestor, se trata sobre todo de seguridad financiera, y en Italia y, en menor medida, en Alemania se están produciendo cambios similares.

“La hipoteca a tipo fijo te da más previsibilidad”, dice Viladesau. “Tú sabes cuánto te pagan en tu trabajo y cuánto vas a pagar, entonces puedes planificar tus gastos más fácilmente sabiéndolo si son cuotas fijas y cada familia puede tomar sus decisiones tomando eso como referencia”.

En marzo, el 73% de las nuevas hipotecas —unos 4.600 millones de euros— eran a tipo fijo, frente al 56% de hace un año, según el Instituto Nacional de Estadística de España, aunque las hipotecas fijas tenían entonces un interés medio del 2,68%, frente al 2,15% de las variables.

Del total de la deuda hipotecaria española, de casi medio billón de euros, más de 120.000 millones están ligados a tipos fijos.

Los precios de la vivienda, que subieron un 8,5% en los tres primeros meses de 2022 —la mayor subida desde el tercer trimestre de 2007—, aumentan la incertidumbre.

“Todo está condicionado en función de la aversión al riesgo”, dijo el agente inmobiliario Pablo Rodríguez.

¿UN PARTIDOS DE DOSTIEMPOS?

Los tipos de interés interbancarios de la zona del euro se dispararon el martes, debido al aumento de los rendimientos de los bonos y el enorme incremento registrado esta semana en las expectativas del mercado sobre los tipos de interés, lo que muestra por qué el cambio en los préstamos hipotecarios no es sólo un fenómeno español.

En Italia, las hipotecas a tipo fijo representan el 85% de los nuevos préstamos hipotecarios, frente a menos del 30% hace una década, según el banco central.

En Alemania, los prestatarios conservadores han preferido durante mucho tiempo las cuotas fijas, pero ahora las fijan durante más tiempo: 14 años de media, frente a los 13,3 de 2021, según el agente hipotecario alemán Interhyp.

“La gente quiere cada vez más asegurarse tipos de interés favorables durante más tiempo”, dijo Mirjam Mohr, miembro del consejo de Interhyp que supervisa el negocio minorista.

“Muchos de nuestros clientes están preocupados. Ven el aumento del nivel de los tipos de interés y sienten cierta presión para asegurarse rápidamente unos tipos de interés favorables.”

El interés por las operaciones a tipo fijo también ha crecido en Portugal, aunque muchos optan por los tipos variables, más baratos actualmente, según una fuente bancaria.

Para Rafael Miralles Ponce, asociado de la asociación española de consumidores Adicae, no es momento de que los prestatarios pongan su futuro “en manos del banco”.

“Esto es como un partido de fútbol, me metes el primer gol, pero luego queda todo el partido, y gano yo por goleada”.

(1 dólar = 0,9564 euros)