This content is not available in your region

Los británicos recurren a marcas blancas y gamas económicas para luchar contra la inflación

Britons switch to own-label and value ranges to fight inflation
Britons switch to own-label and value ranges to fight inflation   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por James Davey

LONDRES, 21 jun – Los compradores británicos cambiaron los artículos de marca por productos más baratos de marca blanca y recurrieron a las gamas económicas para ayudar a gestionar la inflación de los productos de primera necesidad, que se disparó al 8,3% en las cuatro semanas hasta el 12 de junio, su nivel más alto desde abril de 2009, según mostraron el martes los datos de la industria.

La empresa de investigación de mercados Kantar dijo que los precios están subiendo más rápido en mercados como la mantequilla, la leche y la comida para perros, mientras que caen en las bebidas alcohólicas.

Según Kantar, las ventas de artículos de marca en los supermercados cayeron un 1,0% en las cuatro semanas en comparación con el año anterior, mientras que las ventas de productos de marca blanca aumentaron un 2,9%, impulsadas por los buenos resultados de los supermercados alemanes de descuento Aldi y Lidl, que tienen amplios repertorios de marcas blancas.

Kantar señaló que las ventas de gamas económicas, como Asda Smart Price, Co-op Honest Value y Sainsbury’s Imperfectly Tasty, crecieron un 12,0%.

Los comentarios sobre el comportamiento de los consumidores coincidieron con los del líder del mercado, Tesco, el pasado viernes.

Kantar señaló que, según sus últimos datos, la factura media anual de alimentación en Reino Unido está en vías de aumentar unas 380 libras (465 dólares).

“Esta cifra supera en más de 100 libras a la que publicamos en abril de este año, lo que demuestra el fuerte aumento de los precios en los últimos tiempos y el impacto que la inflación está teniendo en el sector”, declaró Fraser McKevitt, director de comercio minorista y consumo de Kantar.

Kantar señaló que la afluencia a las tiendas aumentó un 3,4% en las últimas cuatro semanas, mientras que las ventas por internet bajaron a su proporción más baja del mercado de comestibles desde mayo de 2020, con un 12,0%. Los pedidos digitales cayeron casi un 9% en junio.

“Además de la vuelta a los hábitos pre-COVID, esta caída también podría ser el resultado de los compradores que buscan reducir los costes al evitar los gastos de entrega”, dijo McKevitt.

Según Kantar, las ventas de los supermercados cayeron un 1,9% en las 12 semanas hasta el 12 de junio en términos interanuales, pero aumentaron un 0,4% en el último periodo de cuatro semanas.

Tesco, líder del mercado, y Aldi y Lidl fueron los únicos grupos que aumentaron su cuota de mercado en valor de ventas durante las 12 semanas. Sólo las tiendas de descuento aumentaron sus ventas.

(1 dólar estadounidense = 0,8171 libras)