Las ventas minoristas en EEUU suben en agosto y los pedidos de subsidio por desempleo caen

Ventas minoristas en EEUU se mantienen inesperadamente estables en septiembre
Ventas minoristas en EEUU se mantienen inesperadamente estables en septiembre Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON, 15 sep -Las ventas minoristas en Estados Unidos subieron inesperadamente en agosto, por un aumento de las compras de vehículos y las salidas a cenar fuera en medio de la baja de los precios de la gasolina, pero la demanda de bienes se está enfriando a medida que la Reserva Federal sube agresivamente las tasas de interés.

Sin embargo, es probable que el gasto de los consumidores siga respaldado por la persistente fortaleza del mercado laboral, ya que otros datos publicados el jueves mostraron que el número de personas que presentaron nuevas solicitudes de subsidios por desempleo la semana pasada cayó a su nivel más bajo en más de tres meses.

La resistencia del mercado laboral, junto con el sorprendente aumento de los precios al consumidor en agosto, probablemente dará al banco central estadounidense argumentos para llevar a cabo una tercera subida consecutiva de las tasas de interés en 75 puntos básicos el próximo miércoles.

"Los hogares siguen gastando, apoyados por el fuerte crecimiento del empleo y el aumento de los ingresos nominales", dijo Rubeela Farooqi, economista jefa para Estados Unidos de High Frequency Economics en White Plains, Nueva York. "Sin embargo, los hogares enfrentan factores adversos de la elevada inflación que aún no muestra signos significativos de bajar".

Las ventas minoristas aumentaron un 0,3% el mes pasado, mientras que los datos de julio fueron revisados a la baja para mostrar que las ventas cayeron un 0,4% en lugar de mantenerse sin cambios como se había informado anteriormente.

Economistas encuestados por Reuters habían previsto que las ventas se mantuvieran sin cambios, con estimaciones que iban desde un descenso del 0,5% hasta un aumento del 0,5%.

El promedio nacional del precio de la gasolina bajó a unos 3,82 dólares por galón a finales de agosto, después de haber alcanzado un máximo histórico justo por encima de los 5 dólares a mediados de junio, según datos de la AAA. El jueves, los precios en los surtidores se situaban en un promedio de 3,698 dólares por galón.

Las ventas en las estaciones de servicio cayeron un 4,2% el mes pasado, mientras que los ingresos en los concesionarios de automóviles aumentaron un 2,8%. Excluyendo la gasolina y los vehículos de motor, las ventas al por menor ganaron un 0,3%.

Las ventas en las tiendas de ropa y mercancías generales aumentaron sólidamente, probablemente impulsadas por las compras por el regreso a la escuela. Sin embargo, las ventas minoristas por Internet y por correo cayeron un 0,7%.

Las acciones estadounidenses abrieron a la baja. El dólar se mantenía prácticamente sin cambios frente a una cesta de divisas. Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense caían.

DESACELERACIÓN DE DEMANDA SUBYACENTE

Excluyendo los automóviles, la gasolina, los materiales de construcción y los servicios de alimentación, las ventas al por menor se mantuvieron sin cambios el mes pasado. Los datos de julio se revisaron a la baja para mostrar que las llamadas ventas minoristas subyacentes aumentaron un 0,4%, en lugar del 0,8% comunicado anteriormente.

Las ventas minoristas subyacentes se corresponden más estrechamente con el componente de gasto de los consumidores del Producto Interno Bruto. El ritmo constante del gasto de los consumidores y el fuerte crecimiento de las exportaciones contribuyeron a limitar el lastre que supuso la moderación del ritmo de acumulación de existencias en el segundo trimestre.

El dato sin cambios de las ventas minoristas subyacentes del mes pasado y la revisión a la baja de los datos de julio podrían llevar a los economistas a recortar sus estimaciones de crecimiento del PIB del tercer trimestre, que en su mayoría están por debajo de una tasa anualizada del 2%.

El PIB se contrajo a una tasa del 0,6% el pasado trimestre, después de caer a un ritmo del 1,6% en el periodo enero-marzo. La economía no está en recesión, ya que los ingresos mostraron una tasa de expansión del 1,4% en el segundo trimestre, gracias a la resistencia del mercado laboral.

Un informe separado del Departamento de Trabajo mostró el jueves que las solicitudes iniciales de subsidios estatales por desempleo cayeron en 5.000, a una cifra desestacionalizada de 213.000, en la semana terminada el 10 de septiembre, su nivel más bajo desde finales de mayo.

A pesar de la preocupación por una posible recesión el año que viene debido al aumento de los costos de los préstamos, no se ha producido un aumento de los despidos.

Los economistas afirman que las empresas están acaparando trabajadores después de haber tenido dificultades para contratar en el último año, ya que la pandemia de COVID-19 obligó a algunas personas a dejar de trabajar, en parte debido a la prolongada enfermedad causada por el virus.

A finales de julio había 11,2 millones de ofertas de empleo, con dos puestos de trabajo por cada desempleado.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El nuevo pacto migratorio de la UE abre una "nueva era mortal de vigilancia digital"

The Cube: ¿El monedero digital de la UE va a acabar con nuestra intimidad?

Instagram difuminará los desnudos para proteger a los menores de "sextorsión"