Las muertes por sarampión en el mundo aumentan un 40 por ciento, según las agencias sanitarias

Un niño recibe la vacuna contra el sarampión en el Hospital Infantil Indira Gandhi, en Kabul, Afganistán, el lunes 15 de marzo de 2021.
Un niño recibe la vacuna contra el sarampión en el Hospital Infantil Indira Gandhi, en Kabul, Afganistán, el lunes 15 de marzo de 2021. Derechos de autor AP Photo/Rahmat Gul
Por Associated Press
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

El sarampión es una de las enfermedades más infecciosas que se conocen y se propaga en el aire cuando una persona infectada tose o estornuda.

PUBLICIDAD

Las muertes por sarampión en el mundo se dispararon en más de un 40% el año pasado y los casos aumentaron después de que los niveles de vacunación cayeran drásticamente durante la pandemia, dijeron el jueves las principales agencias de salud.

Esta enfermedad altamente infecciosa desencadenó epidemias en 37 países el año pasado, frente a 22 países en 2021.

Enfermó a 9 millones de niños y mató a 136.000, la mayoría en los países más pobres, dijeron la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos en un nuevo informe.

El número de casos de sarampión también aumentó en casi un 20% después de que los niveles de inmunización cayeran a su nivel más bajo en 15 años durante la pandemia.

"El aumento de los brotes de sarampión y las muertes es asombroso, pero, por desgracia, no inesperado dado el descenso de las tasas de vacunación que hemos visto en los últimos años", aseguró John Vertefeuille, de los CDC, en un comunicado.

Dos dosis de la vacuna contra el sarampión son altamente protectoras contra la enfermedad. Los niños de los países en desarrollo de África, el Sudeste Asiático, América Latina y la India son los que corren mayor riesgo. La OMS y los CDC señalaron que las tasas de inmunización en los países más pobres se sitúan en torno al 66%, "una tasa que no muestra recuperación alguna tras el retroceso sufrido durante la pandemia".

El sarampión es una de las enfermedades más infecciosas que se conocen y se propaga en el aire cuando una persona infectada tose o estornuda. Es más frecuente en niños menores de 5 años.

Los síntomas incluyen fiebre, tos, secreción nasal y una erupción característica.

La mayoría de las muertes se deben a complicaciones como encefalitis, deshidratación grave, problemas respiratorios serios y neumonía. Las complicaciones son más probables en niños pequeños y adultos mayores de 30 años.

La enfermedad también ha aumentado en algunos países ricos en los últimos años. Las autoridades sanitarias británicas advirtieron en julio de que existía un riesgo extremadamente alto de brotes en Londres, y algunas zonas de la capital informaron de que sólo el 40% de los niños estaban vacunados.

Las tasas de inmunización contra el sarampión en el Reino Unido nunca se han recuperado del todo desde que, hace más de dos décadas, el desacreditado médico británico Andrew Wakefield hiciera afirmaciones espurias que relacionaban la vacuna con el autismo. Ningún estudio científico ha confirmado la relación, pero las investigaciones de Wakefield llevaron a millones de padres de todo el mundo a abandonar la vacuna.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El brote de sarampión podría extenderse en Ucrania, agravado por la guerra

Científicos crean un nuevo antibiótico sintético eficaz contra las superbacterias farmacorresistentes

Científicos descubren que fumar tiene efectos nocivos en el sistema inmunitario incluso años después de dejarlo