La OMS prevé que los casos de cáncer podrían crecer más de un 20% en Europa hasta 2045

Célula T (naranja) interactuando con célula cancerosa (azul)
Célula T (naranja) interactuando con célula cancerosa (azul) Derechos de autor Graphic: Business Wire via AP Photo
Por Lauren Chadwick
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Un nuevo informe previo al Día Mundial contra el Cáncer pone de relieve el creciente número de casos de esta enfermedad en el mundo.

PUBLICIDAD

Se calcula que el número de nuevos casos de cáncer en Europa aumentará un 22,5% en las próximas dos décadas, según las nuevas estimaciones del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC). Esto se debe a que el número de diagnósticos de cáncer crecerá un 55% en todo el mundo entre 2022 y 2045, pasando de unos 19,9 millones de casos en 2022 a 30,9 millones en 2045.

Las nuevas estimaciones se publicaron antes del Día Mundial contra el Cáncer, el 4 de febrero, y ponen de relieve la "creciente carga" del cáncer y la necesidad de abordar las desigualdades en este ámbito, según el CIIC, la agencia oncológica de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Entre los factores que contribuyen a este aumento se encuentran el envejecimiento de la población, el tabaco, el alcohol y la obesidad, así como la contaminación atmosférica, según la agencia. En la actualidad, aproximadamente una de cada cinco personas desarrolla un cáncer a lo largo de su vida, mientras que alrededor de uno de cada nueve hombres y una de cada 12 mujeres mueren por esta causa.

A medida que aumente la incidencia del cáncer, también lo hará la mortalidad por esta enfermedad, que pasará de 9,7 millones de personas en 2022 a 16,6 millones en 2045. Según el nuevo análisis, el número de muertes por cáncer en Europa podría aumentar un 32%.

Cánceres comunes en Europa y disparidades en el tratamiento

En Europa, el tipo de cáncer más frecuente es el de mama, seguido del de próstata y el colorrectal, según las estimaciones para 2022 del CIIC, el organismo de la OMS especializado en cáncer.

Las causas más frecuentes de muerte por cáncer en la UE son el cáncer de pulmón, el colorrectal y el de mama, según cifras comunitarias. Un nuevo informe de la Unión Internacional para el Control del Cáncer (UICC), publicado también esta semana, revela que en Europa existen grandes desigualdades en cuanto al acceso a la atención oncológica.

En Suecia, por ejemplo, las personas de bajo nivel socioeconómico corren mayor riesgo de morir de cáncer que las más privilegiadas, según la UICC. En Portugal, alrededor del 30% de las causas más comunes de cáncer están relacionadas con el consumo de tabaco. Según Cary Adams, director de la UICC, "a pesar de los progresos realizados en la detección precoz de los cánceres y en el tratamiento y cuidado de los pacientes con cáncer, existen disparidades significativas en los resultados del tratamiento del cáncer no sólo entre las regiones del mundo con ingresos altos y bajos, sino también dentro de los países".

"El lugar donde vive una persona no debería determinar si vive o no. Existen herramientas que permiten a los gobiernos dar prioridad a la atención oncológica y garantizar que todo el mundo tenga acceso a servicios asequibles y de calidad. No se trata sólo de una cuestión de recursos, sino de voluntad política". Entre las medidas que la UICC ha pedido figuran el aumento de la financiación para las disparidades oncológicas, la incorporación de los servicios oncológicos a las prestaciones sanitarias nacionales y la puesta en marcha de programas comunes de cribado del cáncer.

Diferencias entre países de renta alta y baja

Las nuevas estimaciones del Observatorio Mundial del Cáncer del CIIC detectaron grandes desigualdades entre los países más desarrollados y las naciones subdesarrolladas. En los países con un Índice de Desarrollo Humano (IDH) alto, un indicador basado en la educación, la esperanza de vida y la renta, una de cada 12 mujeres será diagnosticada de cáncer de mama, mientras que una de cada 71 morirá por esta causa.

En cambio, en los países con un IDH bajo, sólo una de cada 27 mujeres es diagnosticada de cáncer de mama, pero una de cada 48 muere por esta causa. "Las mujeres de los países con un IDH bajo tienen un 50% menos de probabilidades de que se les diagnostique un cáncer de mama que las de los países con un IDH alto, y sin embargo corren un riesgo mucho mayor de morir de esta enfermedad debido a un diagnóstico tardío y a un acceso inadecuado a un tratamiento de calidad", declaró Isabelle Soerjomataram, jefa adjunta de la Subdivisión de Vigilancia del Cáncer del CIIC.

En conjunto, el número estimado de nuevos casos de cáncer en los países de IDH bajo aumentará un 107% entre 2022 y 2045, mientras que el número estimado de casos de cáncer en los países de IDH alto aumentará un 36%. Una encuesta de la OMS realizada en 115 países mostró, por su parte, que la mayoría de los países no financian adecuadamente los servicios oncológicos como parte de la cobertura sanitaria, por lo que los expertos piden una mayor inversión para abordar las diferencias entre países.

El CIIC ya ha señalado que las estimaciones deben interpretarse con "cautela" debido a las limitaciones de los datos sobre el cáncer en todo el mundo, "especialmente en los países de ingresos bajos y medios".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Científicos destruyen el 99% de las células cancerosas mediante una nueva técnica con "moléculas vibrantes"

Alemania legaliza el consumo de cannabis

Un tribunal del Estado de Alabama dictamina que los embriones congelados son niños