EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

¿Qué países están tomando medidas contra los alquileres tipo Airbnb?

Some countries are cracking down on Airbnb-style rentals.
Some countries are cracking down on Airbnb-style rentals. Derechos de autor Canva
Derechos de autor Canva
Por Angela Symons
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Italia está estudiando una nueva normativa nacional, mientras que Penang, en Malasia, ha introducido recientemente una prohibición.

PUBLICIDAD

En todo el mundo se están tomando medidas contra Airbnb. La popular plataforma, que permite a los usuarios alquilar sus casas o habitaciones libres a turistas, ha sido acusada de inflar los precios de la vivienda, expulsar a la población local, sobrecargar los recursos y fomentar el turismo excesivo.

Desde Europa hasta Estados Unidos, las ciudades han empezado a imponer restricciones a los alquileres de corta duración para contrarrestar esta situación.

La semana pasada, Florencia (Italia) anunció la prohibición de nuevos anuncios de Airbnb y otros alquileres vacacionales de corta duración en el centro histórico de la ciudad. El país estudia ahora endurecer las normas en todo el territorio.

No es el único destino que se ha puesto firme. Esta semana, la popular isla malaya de Penang ha prohibido los alojamientos tipo Airbnb. 

¿Dónde está prohibido o restringido Airbnb en Europa?

Francia: París limita el número de días de alquiler

Los parisinos que deseen alquilar su residencia principal en una plataforma como Airbnb deben registrarse en el ayuntamiento. Están limitados a alquilar su residencia principal un máximo de 120 días al año.

Para las segundas residencias o para alquilar una vivienda más de 120 días, hay que convertirla oficialmente en alojamiento turístico amueblado. La ciudad tiene incluso una unidad dedicada a perseguir los alquileres ilegales y multar a los infractores.

Alemania: Berlín impone normas estrictas a Airbnbs

Berlín prohibió anteriormente el uso de Airbnb. Ahora se ha levantado, pero se mantienen las estrictas normas, que se aplican con fuertes multas.

Los anfitriones de Airbnb en la ciudad están obligados a tener un permiso para alquilar una propiedad entera a corto plazo. Las segundas residencias pueden alquilarse un máximo de 90 días al año.

En Múnich, los alquileres a corto plazo de viviendas enteras están limitados a ocho semanas al año, tras lo cual debe obtenerse un permiso.

En Stuttgart, los anfitriones que alquilen más de la mitad de su propiedad a corto plazo están limitados a 10 semanas al año sin permiso.

Italia: Podrían imponerse restricciones en todo el país

Florencia se ha unido recientemente a Roma en la imposición de restricciones a los alquileres tipo Airbnb. La ciudad está dispuesta a limitar los nuevos alojamientos turísticos en su centro histórico. Venecia y Milán también están debatiendo la introducción de restricciones.

Y la tendencia parece que va a extenderse. El Ministerio de Turismo italiano ha elaborado una ley para frenar el alquiler vacacional de corta duración en todo el país. Su objetivo es ayudar a los destinos turísticos más populares, muchos de los cuales se enfrentan a la crisis inmobiliaria y al turismo excesivo.

La ley, dirigida a los alquileres de menos de 30 días, aún no se ha ultimado. Impondría una estancia mínima de dos días en ciudades y zonas turísticas.

Países Bajos: Ámsterdam pone freno a las estancias en Airbnb

En Ámsterdam, los anfitriones sólo pueden alquilar sus propiedades un máximo de 30 noches al año. Todo lo que supere esa cifra requiere un permiso para estancias de corta duración.

Portugal: Ya no se expiden licencias para Airbnb

Para combatir el aumento de los precios de los alquileres, Portugal ha dejado de conceder nuevas licencias para Airbnbs y otros alquileres vacacionales similares, excepto en las zonas rurales.

PUBLICIDAD

A partir de ahora, todas las licencias de alquiler vacacional se revisarán cada cinco años. También se está introduciendo un nuevo sistema para controlar los precios de los alquileres. Además, se ofrece a los propietarios de Airbnb una exención fiscal si reconvierten sus propiedades en viviendas normales.

España: Se restringe el alquiler de habitaciones privadas en Barcelona

En 2021, Barcelona se convirtió en la primera ciudad europea en prohibir el alquiler de habitaciones privadas a corto plazo. Los anfitriones no pueden alquilar una habitación durante menos de 31 días. Un equipo especializado comprueba si hay anuncios ilegales y los retira. El alquiler de casas o apartamentos enteros sigue estando permitido con la licencia correspondiente.

Palma, la popular capital mallorquina, ha prohibido los alquileres turísticos en edificios de apartamentos. Los anfitriones de Airbnb sólo pueden alquilar viviendas unifamiliares, que deben ser casas aisladas o chalés.

Valencia está luchando en los tribunales para prohibir los alquileres vacacionales de corta duración en su centro histórico.

PUBLICIDAD

Reino Unido: Londres ha limitado las estancias anuales en Airbnb

En Londres, los anfitriones de Airbnb sólo pueden alquilar su propiedad durante 90 noches o menos al año sin solicitar un cambio de uso. Los límites se impusieron para garantizar que los alquileres a corto plazo sean sostenibles y mínimamente perturbadores en la ciudad.

Los anfitriones con nuevos anuncios en Escocia deben ahora obtener una licencia para utilizar una propiedad en alquiler a corto plazo antes de aceptar cualquier reserva.

En Edimburgo, para alquilar una segunda vivienda en Airbnb se necesita un permiso urbanístico. El plan decenal de desarrollo de la ciudad, anunciado en diciembre, podría permitir al ayuntamiento denegar el alquiler a corto plazo en el futuro.

En Irlanda del Norte, cualquiera que ofrezca alojamiento turístico como negocio -incluido Airbnb- debe obtener un certificado de Tourism NI.

PUBLICIDAD

¿Dónde está prohibido o restringido Airbnb en EE.UU. y Canadá?

Un número creciente de ciudades y estados de EE.UU. también están endureciendo la normativa sobre Airbnb. Para algunas ciudades, limitar el número de permisos para alquileres a corto plazo no sólo frena el turismo no deseado, sino que también mantiene la rentabilidad para los anfitriones existentes.

Aquí cómo algunos populares destinos turísticos de EE.UU. están poniendo coto a Airbnb.

Honolulú, azotada por el turismo excesivo y la inflación de los precios de la vivienda, pone coto a los alquileres vacacionales de corta duración. Hawái ha tomado medidas enérgicas contra Airbnb prohibiendo los alquileres de menos de 90 días en la isla de Oahu, donde se encuentra la famosa playa de Waikiki. Los condados de la isla también están autorizados a introducir sus propias normas para eliminar progresivamente los alquileres de corta duración a partir de este año.

Famosa por ser la cuna de Elvis Presley y el lugar donde fue asesinado Martin Luther King Jr, Memphis (Tennessee) es un popular destino turístico. A partir de julio de 2023, los nuevos propietarios de Airbnb en la ciudad tendrán que obtener una licencia. Esto implica contratar un seguro de al menos 1 millón de dólares (930.000 euros) y tener un adulto de guardia en un radio de 80 km para responder a cualquier infracción de las ordenanzas municipales, como los niveles de ruido.

A principios de junio, Nueva York saltó a los titulares cuando Airbnb demandó a la ciudad por su "prohibición de facto" de los alquileres de corta duración. La ley, que entrará en vigor en julio, impone estrictas normas de registro, zonificación y mantenimiento a los anfitriones, que deberán demostrar que viven en las propiedades con sus huéspedes.

PUBLICIDAD

Palm Springs (California) ha limitado a 26 días el número de días que una propiedad puede alquilarse a corto plazo. También ha limitado este tipo de alquileres al 20% de las viviendas situadas en zonas residenciales. En otros lugares de California, San Francisco tiene un límite de 90 días de alquiler y estrictas normas de cumplimiento para Airbnbs.

Canadá también está poniendo coto a los alquileres tipo Airbnb. Algunos distritos de Montreal (Quebec) han prohibido totalmente los alquileres de corta duración para garantizar que haya suficientes viviendas para los residentes. La estancia máxima también está limitada a 31 días consecutivos en el estado de Quebec.

Vancouver también impone un tope de 30 noches por estancia y la propiedad debe ser la residencia principal del propietario. En Toronto, los anfitriones de Airbnb sólo pueden recibir huéspedes durante 180 días al año.

¿Dónde está prohibido o restringido Airbnb en Asia y Australia?

La isla de Penang (Malasia), un popular destino turístico en el noroeste del país, introdujo en mayo de 2023 una prohibición de los alquileres vacacionales a corto plazo para frenar el comportamiento antisocial de los turistas.

PUBLICIDAD

Algunas propiedades comerciales, como los apartamentos con servicios, pueden seguir alojando huéspedes durante un máximo de tres días. Sin embargo, deben registrarse en el gobierno local, pagar una cuota anual y obtener la aprobación de al menos tres cuartas partes de las personas que viven en su edificio.

Aunque Airbnb es legal en Tokio (Japón), las normas introducidas en 2018 hicieron caer en picado los listados en la ciudad. Los alquileres a corto plazo están limitados a 180 días al año y deben tener un propietario que viva en el lugar o una persona dedicada a la administración. Los anfitriones también deben recopilar los datos de los huéspedes para los informes gubernamentales. En algunos distritos, los alquileres sólo están permitidos en determinadas épocas del año.

Airbnb no es técnicamente ilegal en Singapur, pero las restricciones impiden utilizarlo para la mayoría de las estancias vacacionales. El país impone un periodo mínimo de alquiler de tres meses, o de seis meses para las viviendas del Estado.

En Sydney (Australia), los anfitriones de Airbnb no pueden alquilar sus propiedades más de 180 días al año. Las reservas superiores a 21 días consecutivos están exentas de este límite.

PUBLICIDAD
Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La crisis de la vivienda azota Irlanda y obliga a los jóvenes a emigrar del país

Conoce al nómada digital que lleva cuatro años viviendo en Airbnb's

Ganas de viajar