Detienen en Egipto a una turista tras confundir un 'souvenir' con una antigüedad

Nathalie era sospechosa por una estatua que había comprado en la galería comercial de un hotel de lujo.
Nathalie era sospechosa por una estatua que había comprado en la galería comercial de un hotel de lujo. Derechos de autor Ahmed Assem
Por Rebecca Ann Hughes
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

La turista compró una estatua en la galería comercial de un hotel de lujo, que causó que interviniera la seguridad del Estado en el caso.

PUBLICIDAD

Un viaje de ensueño a Egipto acabó en pesadilla para una turista francesa, acusada falsamente de intentar llevarse a casa una antigüedad como recuerdo. Nathalie era sospechosa por una estatua que había comprado en la galería comercial de un hotel de lujo. La mujer, de 56 años, fue detenida en el aeropuerto de Luxor y retenida en comisaría durante ocho días. Fue acusada de posesión y tráfico de antigüedades.

Tras diez días de viaje por Egipto, Nathalie tenía que volar a casa desde la ciudad de Luxor. En los controles de seguridad, le pasaron las maletas por los rayos X y el personal de aduanas detectó algo curioso. 

Se trataba de una pequeña estatua que, según los expertos contactados por la aduana, no era una copia de un original, sino una antigüedad de 4.500 años. El día anterior, Nathalie había comprado el objeto en una galería de arte del hotel Winter Palace por 250 euros. "Me atrajo mucho este objeto, un pequeño personaje vestido con un taparrabos, sentado, con las manos sobre las rodillas. No tenía ni idea de que no me traería suerte", declaró al diario francés Le Figaro.

La turista, abogada, fue sospechosa de tráfico de antigüedades y conducida a la comisaría de Luxor. Allí, su abogado de oficio le explicó que era presuntamente culpable y que debía disculparse ante la policía. "Fue muy duro ver hasta qué punto no defendió mis intereses", afirma Nathalie, que se estaba familiarizando con el sistema judicial local.

La viajera fue obligada a dormir en una habitación de 10 metros cuadrados junto con otros 40 detenidos. Jean-François Rial, director general de Voyageurs du Monde, la agencia de viajes que organizaba su viaje, intervino para ayudarla.

"En treinta años de presencia en Egipto, nunca hemos tenido que enfrentarnos a este tipo de casos, tenemos una red muy buena, y eso nos ayudó a mejorar las condiciones de detención de Nathalie en los días siguientes, pero fue muy difícil acelerar los trámites, porque la seguridad del Estado se había hecho cargo del caso", declaró Rial al diario francés Le Figaro. "La seguridad del Estado es indiferente a este tipo de consideraciones económicas, hace lo que quiere, e incluso Abdel Fattah al-Sissi [el presidente egipcio] no tiene un control total sobre ellos", añadió.

Prohibición de entrada en Egipto de por vida

Dos días después, Nathalie compareció ante un juez francófono. Para demostrar que la estatua era una copia, se llamó a la galerista para que diera la dirección del taller de fabricación donde modelos similares se alineaban en las estanterías. El juez decretó el sobreseimiento de las actuaciones. Finalmente, la intervención del embajador de Francia en El Cairo, Éric Chevallier, consiguió que se la embarcara en un avión con destino a París.

"Según tengo entendido, tengo prohibida la entrada en el país de por vida", declaró Nathalie a Le Figaro tras la terrible experiencia. Sin embargo, no tiene intención de dejar pasar el asunto. Su abogado afirma que emprenderá acciones para que se levante la prohibición y se reconozca formalmente el sobreseimiento del caso.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Europa recuperará los niveles de turistas prepandemia este año

¿Sigue siendo legal el cannabis en Tailandia? Esto es lo que los turistas deben saber

¿Por qué volar en Europa es más seguro que nunca?