Un submarino nuclear soviético sigue vertiendo radioactivad en el mar de Noruega. El Komsomolets se hundió el 7 de abril de 1989. Llevaba a bordo dos cabezas nucleares. El desastre fue silenciado durante la Glastnost. Según los científicos noruegos las fugas radioactivas no son alarmantes.
Leer artículo completo

Más sobre Noticias