EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

El norte de Portugal sufre una oleada de incendios agravada por las altas temperaturas

El norte de Portugal sufre una oleada de incendios agravada por las altas temperaturas
Derechos de autor 
Por Euronews
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

De crítica.

PUBLICIDAD

De crítica. Así han calificado las autoridades portuguesas la oleada de incendios que se está registrando en el país, especialmente en los distritos norteños de Braga, Aveiro y Oporto, donde esta pasada madrugada se ha desplegado un “plan de urgencia” para combatirlos. Durante este lunes más de seiscientos bomberos tratan de controlar una treintena de incendios.

Máis de cen incendios activos en Portugal obrigan a cortar a A1 Porto-Lisboa https://t.co/X2xh8Ht8q3pic.twitter.com/iyBMjovJFI

— Praza Pública (@prazapublica) 8 de agosto de 2016

“Todo está en llamas. Los bomberos no dan abasto. Todo está muy seco y hay fuego por todas partes”, señala una vecina. El alcalde de Vale de Cambra, al sur de Oporto se muestra desesperado:

“He llamado al secretario de Estado pidiéndole más medios para Vale de Cambra. Necesitamos proteger las casas, la gente, los animales, las fábricas… porque considerando la magnitud de lo que está pasando necesitamos todos los medios disponibles en el país”, apunta el regidor.

Esta situación se produce después de un inicio de verano relativamente tranquilo gracias a una lluviosa primavera. Según la plataforma que agrupa a los bomberos portugueses el setenta y cinco por ciento de ellos han sido provocados a lo que habría que sumar las altas temperaturas de los últimos días.

Mapa interactivo de los incendios en Portugal

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Tres muertos y varios desaparecidos tras el naufragio de un barco pesquero en Portugal

Taylor Swift causa terremotos en Lisboa antes de inundar de fans Madrid

El desconocimiento y la abstención son un desafío para las elecciones europeas en Portugal