Última hora

Última hora

Nada puede con Putin

Leyendo ahora:

Nada puede con Putin

Nada puede con Putin
Tamaño de texto Aa Aa

Ni los problemas sociales y económicos, ni las sanciones internacionales pueden con el presidente ruso, Vladímir Putin.

Su popularidad no ha hecho más que crecer en los últimos años, alimentada por la anexión de Crimea y el choque con Washington y Bruselas por temas como Ucrania, Siria o la supuesta injerencia rusa en procesos electorales.

En la recta final de la campaña electoral, el envenenamiento con un gas nervioso del espía doble Serguéi Skripal y su hija, en la ciudad inglesa de Salisbury, del que Londres culpa a Moscú, ha reforzado el sentimiento patriótico de los rusos.

"La situación en el mundo es muy inestable, y de todas las personas que han participado en esta campaña, ¡no veo a nadie más que a él! Vladímir Putin. Hay amenazas que vienen de todas partes, y solo él puede resolver esta situación", dice Marina Sigacheva, moscovita.

"He votado a Grudinin para que la oposición tuviera más oportunidades de obtener un mayor porcentaje. En estas elecciones no había un solo candidato fuerte, y lo que me gustaría para Rusia es alguien que tuviera otra forma de ver las cosas", cuenta Michail, residente en la capital rusa.

"Creo que estas elecciones no han sido transparentes, ni han sido para la gente. Han sido una farsa, inventadas... Por eso no voté", explica Anton Postnov, vecino de Moscú.

La participación en las presidenciales rusas de este domingo ha sido del 67,47%, dos puntos por encima de la registrada hace seis años.