Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.

Última hora

Última hora

Un Brexit sin acuerdo podría traer graves consecuencias para Irlanda

Un Brexit sin acuerdo podría traer graves consecuencias para Irlanda
Tamaño de texto Aa Aa

Las consecuencias para Irlanda si no hubiese un acuerdo para el Brexit podrían ser bastante peligrosas. La más arriesgada es el impacto en el Acuerdo de Viernes Santo que se firmó hace 20 años y por el cual se ponía fin a tres décadas de conflicto en Irlanda del Norte.

Las consecuencias serían que si el Reino Unido abandona la Unión Europea sin un acuerdo se convertiría en un tercer estado por lo que habría que resucitar una frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda y eso afectaría a la autodeterminación de parte de la población de Irlanda del Norte que se considera irlandesa.

Obviamente también habría un impacto económico, cultural y político por lo que es decisivo conseguir una resolución durante las próximas semanas para seguir adelante y que los británicos puedan contar con un periodo de transición y que se pueda llegar a un acuerdo para una relación futura.

Quedan menos de dos semanas para una nueva cumbre que se celebrará en Bruselas. Hasta entonces los británicos tendrán que poner sobre la mesa un acuerdo fortalecido que asegure una relación futura entre el Reino Unido y la Unión Europea sin una frontera que separe a lrlanda del Norte y la República de Irlanda.

Ayer el Primer Ministro de Irlanda, Leo Varadkar, afirmó que el gobierno irlandés necesita ver una iniciativa por parte del Reino Unido en los próximos días, bastante antes de la reunión del Consejo Europeo.

Donald Tusk también se ha mostrado muy crítico con la retórica procedente de la conferencia del partido conservador británico de esta semana, y en particular con el ministro de Exteriores británico, Jeremy Hunt, que comparó a la Unión Europea con la antigua Unión Soviética.

Tusk afirmó que la Unión Soviética trataba de gulags, prisioneros, violencia y muros y que él sufrió bajo ella. También afirmó que era insensato e ignorante comparar a la Unión Europea con la URSS. Utilizar el lenguaje está muy bien para explicar nuestro punto de vista, afirmó, pero no es muy satisfactorio cuando se trata, como en este caso, de un acuerdo importante.