Última hora

Última hora

El 'champán' inglés sube como la espuma

Leyendo ahora:

El 'champán' inglés sube como la espuma

El 'champán' inglés sube como la espuma
@ Copyright :
REUTERS/Dylan Martinez
Tamaño de texto Aa Aa

Al champán francés le ha surgido un inesperado rival al otro lado del canal de la Mancha. Sí, en tierras inglesas, aunque resulte chocante.

Allí el cambio climático se ha aliado con el brexit, para propiciar que los viñedos se extiendan y se desarrolle la industria del vino espumoso local. Una industria que brinda por su futuro y aspira sin complejos a rivalizar con los caldos del viejo enemigo francés.

"Creo que es un desafío para el vino espumoso inglés, un reto frente a una hegemonía (francesa) en esa industria que ha durado 350 años", afirma con una media sonrisa Mark Harvey, responsable de una bodega.

REUTERS/Dylan Martinez

Calor, cosechas abundantes y uva de buena calidad

En el sur de Inglaterra, este verano ha sido el más cálido de la historia. Eso ha provocado que en viñedos como el de Chapel Down, a solo 65 kilómetros de Londres, la cosecha haya sido un 60% superior a la de 2017. Y no solo aumentan las cosechas, sino la calidad de los caldos.

El brexit está siendo otro factor favorable. La depreciación de la libra esterlina frente al euro ha hecho que caigan a cifras de hace 20 años las importaciones de champán francés, que se ha vuelto demasiado oneroso. Además los británicos están desarrollando una preferencia por los productos locales.

REUTERS/Dylan Martinez

Brexit, un arma de doble filo que aumenta las ventas, pero también los costos

Pero el brexit es un arma de doble filo, pues también encarece las máquinas y materiales que la industria vinícola importa del continente y, sobre todo, la mano de obra, procedente en su mayoría de Europa del Este.

"Es un gran problema. La mano de obra se necesita para suministrar la uva a las bodegas del Reino Unido -afirma Harvey-. En cuanto al impacto del brexit, podría suponer un aumento de los costos, pero aún tenemos que esperar y ver".

Otra cuestión es hacia dónde puede desarrollarse esta industria. Por el momento, solo satisfacen la demanda local, pero en el futuro, sin la baza del mercado europeo, tendrán que buscar otra salida, tal vez hacia Estados Unidos.

REUTERS/Dylan Martinez