Última hora

Última hora

La Primera Guerra Mundial también cambió la España neutral

Leyendo ahora:

La Primera Guerra Mundial también cambió la España neutral

El rey Alfonso XIII en París, Francia, el 7 de mayo de 1913.
@ Copyright :
Basilio-Flickr/ Creative Commons Genérica de Atribución/Compartir-Igual 2.0
Tamaño de texto Aa Aa

España fue neutral durante la Primera Guerra Mundial, pero no pudo mantenerse ajena a las consecuencias de la enorme masacre que transformó Europa.

Cien años después del histórico 11 de noviembre de 1918 que puso fin a la Gran Guerra, Euronews analiza con el historiador César García, experto en Historia Contemporánea de la universidad de Valladolid, los estragos del conflicto lejos del frente de batalla.

Neutralidad externa, división interna

Ningún país presionó a España para que se decantara por un bando. Su neutralidad fue aceptada porque a principios del siglo XX, era visto como una nación de segunda.

"No hacía ni 20 años que se habían perdidos sus últimos territorios en el Desastre del 1998 y en los últimos años estaban teniendo lugar en España grandes conflictos sociales, como la Semana Trágica de Barcelona de 1909", explica García.

Sin embargo, los españoles no asumieron quedarse al margen. Tras la declaración oficial de 1914 de la neutralidad del Gobierno de Eduardo Dato, con el apoyo del rey Alfonso XIII, surgieron dos bandos muy diferenciados desde el punto de vista político.

Por un lado, se encontraban los representantes de la derecha española, denominados germanófilos, y por el otro, los partidarios de la izquierda o aliadófilos. Es decir, mientras que miembros del Ejército, el clero, la artistocracia y terratenientes apoyaban la victoria de la Tripe Alianza -integrada en un principio por el Imperio alemán y el Imperio austrohúngaro-, la clase obrera se decantó por los Aliados -liderados por Francia, Inglaterra y Rusia.

García dice que hay estudios que apuntan que el mismo rey hubiera entrado en la guerra del lado de los Aliados, a cambio de territorio, principalmente en el norte de África.

Impulso modernizador

Las consecuencias iniciales que tuvo el conflicto en España fueron un significativo progreso en ámbitos económicos y sociales.

"Se produjo un gran impulso modernizador debido al aumento de la producción industrial (industria química, textil, minería del carbón, siderurgia, construcción naval y la producción de cereales) por las necesidades propias de la guerra en los países beligerantes", indica García.

Lee | ¿Cómo cambió América Latina después del Armisticio de la Primera Guerra Mundial?

Crisis del sistema

A pesar de la bonanza económica, César García explica que la situación interna de España dio un giro en el año 1917 cuando a la carestía de ciertos productos de primera necesidad debido a la guerra, se unieron el empeoramiento de la situación de los trabajadores y el escándalo de la especulación.

Todo ello dio lugar a la crisis española de 1917 que se desencadenó con la conocida como huelga general revolucionaria. Las movilizaciones afectaron a casi la totalidad del territorio español y su represión se saldó en 71 muertos, 200 heridos y 2000 detenidos.

También provocaron la sustitución del conservador Dato por el liberal Manuel García Prieto al frente del Gobierno.

"Aunque el balance de la Gran Guerra fue positivo desde el punto de vista económico, supuso el inicio de la crisis del sistema político de la Restauración, con su colapso en 1923", indica García.

¿El germen de la gripe española?

La conocida como gripe española ha pasado a la historia como una de las peores pandemias de la historia. Entre principios de 1918 hasta 1920, mató a más de 40 millones de personas, cuatro veces más que la Gran Guerra. Alrededor de un tercio de la población mundial fue infectada.

Algunos historiadores piensan que el hacinamiento en el mismo suelo de soldados, trabajadores y animales de distintos continentes con motivo de la Primera Guerra Mundial pudo ser el origen de la letal enfermedad, aunque el paciente cero sigue siendo un misterio.

¿Por qué española? Como España fue neutral durante la Primera Guerra Mundial, la prensa no sufrió censura y, por tanto, no se silenciaron los estragos de la infección, así como se hizo en Francia, Estados Unidos y Reino Unido.

Cuando ingleses, franceses y estadounidenses leyeron que dos de cada tres madrileños habían muerto a causa de la gripe, no dudaran en bautizarla como "española".

Durante toda la semana, sigue nuestra cobertura especial de las conmemoraciones del Armisticio de la Primera Guerra Mundial en euronews y euronews.com. El domingo 11 de noviembre seguiremos las ceremonias en directo.

Detalles en este enlace