Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Las manifestaciones en Hungría explicadas: ¿Cuál es la raíz de las protestas?

Las manifestaciones en Hungría explicadas: ¿Cuál es la raíz de las protestas?
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Una semana de protestas en Hungría contra el Gobierno de Viktor Orban ha puesto de manifiesto las divisiones políticas en el país. Sin embargo, su portavoz Zoltan Kovacs ha restado importancia a la magnitud de las movilizaciones en una entrevista con Euronews, y lo ha calificado de movimiento desesperado de una oposición "débil y fragmentada".

Euronews explica que hay detrás del clamor de las calles.

¿Cómo comenzaron las protestas?

Se desencadenaron el miércoles pasado después de que los diputados votaran a favor de la llamada "ley de la esclavitud", una enmienda a la legislación laboral del país.

El cambio permite a los empleadores pedir al personal que trabaje hasta 400 horas extras por año, casi el doble del límite actual de 250 horas extras.

Además, se permite a las empresas retrasar hasta tres años el pago de las horas extras a los empleados.

Lee | La 'ley de la esclavitud' enfurece a los húngaros

¿Hay algo más que enfurezca a los manifestantes?

Sí, ese mismo día se aprobó una nueva ley que prevé la creación de tribunales administrativos supervisados directamente por el Ministerio de Justicia.

Los críticos dicen que permitirá la interferencia política en asuntos judiciales y socavará aún más el Estado de derecho.

Reuters
Un dibujo del primer ministro húngaro Viktor Orban se proyecta en la pared de un edificio de la televisión durante una protesta el lunes.Reuters

¿Cómo reaccionaron los diputados de la oposición?

Los diputados de la oposición intentaron bloquear la votación del miércoles sobre la enmienda a la "ley de la esclavitud" y la nueva legislación judicial.

Lee | La oposición húngara, unida contra Viktor Orbán

Facebook/Szabó Tímea
La diputada de la oposición Timea Szabó silba ante el primer ministro Orban en medio de los intentos de bloquear la controvertida enmienda de la ley.Facebook/Szabó Tímea

Un diputado del partido de extrema derecha Jobbik incluso fue a la oficina del presidente para pedirle que no firmara la enmienda.

Otros políticos organizaron una protesta detrás de la sede del partido Fidesz del primer ministro Viktor Orban, antes de concentrarse en la plaza Kossuth, frente al parlamento.

En la manifestación ante el Parlamento, se produjeron peleas entre los manifestantes y la policía, que utilizaron gas lacrimógeno y aerosol de pimienta.

¿Qué ha pasado desde entonces?

La gente marcha durante una protesta en Budapest el domingo.

Desde el miércoles pasado (12 de diciembre) ha habido varias protestas multitudinarias: el jueves, viernes, domingo, lunes y martes.

La más numerosa fue el domingo (ve la imagen de arriba) cuando, después de una marcha desde la plaza de los Héroes al Parlamento, los manifestantes se dirigieron a las instalaciones de la televisión pública húngara (MTVA).

¿Qué pasó después?

El lunes por la mañana, los guardias de seguridad expulsaron por la fuerza a dos diputados de la oposición del edificio de la televisión pública húngara.

MTVA dijo en una declaración que había presentado una denuncia ante la policía después de que los diputados supuestamente acosaran a los empleados e intentaron chantajear a la emisora.

"Por la mañana, los legisladores volvieron a intentar entrar en las áreas de trabajo", decía la declaración. "Acosaban regularmente al personal del MTVA, y perseguían a los trabajadores a lo largo de los pasillos para ir a trabajar".

Hungarian MPs removed from offices of state-run TV station. Read more: https://bit.ly/2Qxocge

Publiée par Euronews English sur Lundi 17 décembre 2018

Pero los diputados respondieron a las acusaciones.

Uno de ellos, Bernadett Szél, dijo: "Estábamos rodeados de muchos miembros del personal de seguridad armados, identifiqué cuatro agencias de seguridad diferentes, pero no pudimos hablar con ninguno de los directores o editores de los medios de comunicación estatales".

"Tratamos de encontrarnos con algunos editores en las oficinas pero no nos dejaron entrar. Cuando quisimos ir a las oficinas de arriba, nos dijeron que las escaleras estaban resbaladizas".

Otro diputado, Ákos Hadházy, dijo: "Desafortunadamente, los medios de comunicación estatales son el símbolo de la propaganda sucia y mezquina del gobierno y de la dictadura de desinformación que había sido creada por el gobierno."

Reuters
La bandera de Hungría ondea sobre los manifestantes en Budapest.Reuters

¿Es como los 'chalecos amarillos' en Francia?

A pesar de que los manifestantes húngaros en las calles de Budapest recibieron cierto apoyo de los franceses en Internet, lo que está sucediendo en Hungría no es lo mismo que el movimiento de los "chalecos amarillos" en Francia.

La gente en las calles ondea banderas de la UE y una de sus demandas es que Hungría se una a la Fiscalía Europea y dicen que están hartos de los medios de comunicación públicos, que difunden noticias falsas sobre todo sobre los inmigrantes.

Reuters
La palabra 'ellenállás' -que significa resistencia- se ve en una pancarta en una protesta el lunes.Reuters

El nuevo elemento de estas protestas, en comparación con otras en 2010, es que los partidos de la oposición están unidos y protestan juntos.

Los políticos de los partidos del gobierno afirman que la enmienda está permitiendo que la gente trabaje más horas extras y es en su interés.

Pero los sindicatos no comparten esta opinión y también han salido a protestar.

Orbán dijo a los medios de comunicación tras la votación del miércoles que la ley es buena e importante.

En una entrevista con Euronews, el portavoz del gobierno Zoltan Kovacs criticó como los medios de comunicación occidentales estaban cubriendo las protestas.

Dijo que las manifestaciones habían sido organizadas por una "oposición débil" y refutó las afirmaciones de que no tenían libertad de expresión en los medios húngaros públicos.