Última hora

Última hora

Trump se aferra a su muro en el discurso del Estado de la Unión: "Los muros salvan vidas"

Trump se aferra a su muro en el discurso del Estado de la Unión: "Los muros salvan vidas"
@ Copyright :
Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

A pesar de que contar con la oposición de los demócratas que controlan el Congreso, el presidente de Estados Unidos ha dejado claro durante su segundo su discurso anual sobre el Estado de la Unión que no piensa abandonar la quimera de su mandato.

"En el pasado, la mayoría de las personas en esta sala votaron por un muro, pero el muro adecuado nunca se construyó. Lo haré construir", ha asegurado.

La disputa en el Congreso por los recursos para el muro fronterizo desencadenó el cierre parcial de la Administración gubernamental, que duró 34 días y que obligó a retrasar una semana el discurso del gobernante.

"Esta es una barrera inteligente, estratégica, que permite ver a través de ella, no solo un simple muro de hormigón", detalló, antes de pronunciar una frase un tanto surrealista: "Los muros funcionan y salvan vidas".

Para convencer a la cámara, Trump citó problemas como el tráfico de personas y de drogas, y argumentó que, mientras hablan, "grandes caravanas" de inmigrantes marchaban hacia Estados Unidos.

Ningún tema ilustra mejor la división entre la clase trabajadora y la clase política estadounidense que la "inmigración ilegal", afirmó.

Lee | ¿Quién mandó construir el primer muro en la frontera entre México y Estados Unidos?

Además, como de costumbre, arremetió contra los inmigrantes irregulares y advirtió de que "año tras año innumerables estadounidenses son asesinados por extranjeros ilegales criminales".

"La tolerancia para la inmigración ilegal no es compasiva, es cruel", subrayó, al tiempo que tildó de "salvaje" a la pandilla salvadoreña MS-13, de la que dijo que opera en 20 estados "y casi todos llegan" a Estados Unidos a través de la frontera sur.

Stacey Abrams, la elegida por los Demócratas para su réplica, respondió a Trump: "Los inmigrantes hacen más grande a EE.UU, no el muro"

REUTERS/Tomas Bravo
Un migrante de Honduras sostiene un cartel que dice 'No al muro' durante una protesta contra la visita del presidente de Estados Unidos Donald Trump a McAllen, Texas, en Reynosa, México, el 10 de enero de 2019.REUTERS/Tomas Bravo

"Chancletazos" por respuesta

Por segundo año consecutivo, vecinos de la comunidad latina de Barrio Logan en San Diego, cerca de la frontera con México, se reunieron para ver el discurso anual de Trump con la intención de lanzar chanclas hacia la pantalla cada vez que el mandatario dijera algo que consideraran falso o injusto.

Esta iniciativa con objetivo catártico sirve, explicó a Efe Pedro Ríos, director del Comité de Amigos Americanos en San Diego, organismo detrás del evento, de "oportunidad" para que las personas se puedan "desahogar" ante un presidente y unas políticas "difíciles" para buena parte de los latinos.

Estados Unidos comenzó a aplicar oficialmente una política de "tolerancia cero" hacia la inmigración ilegal en abril pasado, cuando las autoridades comenzaron a procesar criminalmente a los adultos que llegaban irregularmente al país, lo que originó la separación de cerca de 3.000 menores de sus padres indocumentados.

Además, en diciembre pasado, Estados Unidos anunció que devolvería a México a todos los migrantes que accediesen irregularmente por la frontera común, incluidos los solicitantes de asilo, a la espera de que se resuelvan sus casos; una medida que ha sido calificada de "unilateral" por parte de las autoridades mexicanas.

Lee | Discurso del Estado de la Unión: ¿Qué ha dicho Trump sobre Venezuela, el muro y otros temas clave?