Última hora

Última hora

Los cubanos dicen "Sí" o "No" a la nueva Constitución

Los cubanos dicen "Sí" o "No" a la nueva Constitución
Tamaño de texto Aa Aa

Los cubanos dicen "Sí" o "No" a una nueva Constitución, 43 años después de votar la actual Carta Magna.

Un texto que mantiene el comunismo como aspiración, aunque reflejando la tímida apertura económica y social en la isla en la última década. Por primera vez desde la revolución se reconoce la propiedad privadad. También se considera necesaria la inversión extranjera. No ha habido avances en la libertad de prensa: los medios de comunicación no podrán ser privados. Tampoco se ha incluido en el borrador final de la nueva Constitución el artículo que abría la puerta a los matrimonios homosexuales.

Más de ocho millones de electores estaban llamados a las urnas, en una votación en la que la llegada de Internet a los teléfonos móviles ha propiciado una encarnizada batalla en las redes sociales entre partidarios del Sí y del No.

"Todo cubano que se sienta cubano está defendiendo todos sus derechos en este voto, en este referéndum que es muy bueno porque así estamos votando por lo que nosotros queremos que es la revolución, que siga continuando y que se siga fortaleciendo", declaró Jorge Luis Ramos, trabajador autónomo.

"La sociedad ha cambiado, la sociedad ha cambiado y ese cambio se va a reflejar en el voto", señaló Carlos Alzugaray, académico.

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, dijo, tras votar, estar convencido de que los cubanos dirán Sí, "por la patria, por la revolución y por el futuro".

Sobre la crisis en Venezuela, criticó la presencia de los presidentes de Colombia, Chile y Paraguay, el sábado, en la frontera colombiana.

"Parecían payasos un grupo de presidentes en la frontera colombiana. ¿A quién estaban apoyando esos presidentes?, si todos esos presidentes tienen más problemas que los que tiene Venezuela", afirmó Miguel Díaz-Canel, presidente de Cuba.

Los resultados del referéndum sobre la nueva Constitución cubana se conocerán a las tres de la tarde, hora local, nueve de la noche hora central europea.

La consulta es percibida como un termómetro al respaldo al presidente Díaz-Canel, que sustituyó a Raúl Castro el pasado abril.