Última hora

Última hora

El escándalo de la becaria rusa del Parlamento Europeo

El escándalo de la becaria rusa del Parlamento Europeo
@ Copyright :
BERTRAND GUAY / AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Más de un eurodiputado se ha llevado las manos a la cabeza al descubrir que la hija del portavoz de Vladimir Putin trabaja como becaria en el Parlamento Europeo.

Se llama Elizaveta Peskova, tiene 21 años y estudia Relaciones Internacionales en Francia. Todo ello la hace apta para realizar prácticas en el Parlamento Europeo.

El problema radica en que es hija de portavoz del presidente ruso. Y además, trabaja con un eurodiputado francés que se pronunció a favor de la anexión rusa de Crimea. Se trata de Aymeric Chauprade, que consiguió su escaño bajo el partido de Marine Le Pen, aunque luego lo abandonó y cambio de grupo parlamentario. Ahora se dice escandalizado por el escándalo.

"Como patriota francés, como ciudadano francés, nunca tomaría riesgos en términos de seguridad para mi país o para la UE en lo que se refiere a datos confidenciales", afirma Chauprade, que trabaja para la comisión de Exteriores y la subcomisión de Seguridad de la Eurocámara. "Considero un escándalo acusar a esta joven de ser una presunta espía en el Parlamento Europeo".

Varios eurodiputados consideran que el Parlamento debería haber sido más estricto durante el proceso de selección, ya que Rusia ha dejado de ser un socio estratégico. Una de las voces más críticas ha sido la de la eurodiputada letona, Sandra Kalniente.

"En organizaciones como la OTAN, los criterios son muy claros", afirma Kaniente. "Y no hay nada personal en esos criterios. Si usted es hijo o hija de un jefe de un distrito militar en un país autoritario, nunca podrá integrar la organización como becario, no podrá entrar en la OTAN".

También la eurodiputada española Beatriz Becerra ha mostrado su preocupación al afirmar que "Putin ha pretendido entrar hasta la cocina del Parlamento Europeo".

La beca de Elizaveta Peskova finaliza en abril y hasta entonces permanecerá en su puesto. El Parlamento afirma que los becarios no tienen acceso a material sensible.