Última hora

Última hora

Los menores son los más afectados por la sequía que asola el sur de Madagascar

Los menores son los más afectados por la sequía que asola el sur de Madagascar
Tamaño de texto Aa Aa

Una vez a la semana, docenas de madres se reúnen en el centro de salud Nikoly, en Madagascar. Llevan a sus bebés para que reciban los cuidados necesarios. Una enfermera trata a los niños que sufren malnutrición. La sequía ha dejado una profunda huella en la población. Hablamos con Marie-Claude Désilets, de UNICEF, gran conocedora de la situación.

"Aquí, en el sur de Madagascar hay una grave crisis alimentaria que ya dura varios años", explica. "Cada estación vemos cómo remonta esta inseguridad alimentaria que cada año se agrava más y más. El problema se ha intensificado durante varios años consecutivos. Esto hace que las familias ya no puedan soportar nuevos golpes. La gente ha vendido sus bienes, su ganado, sus tierras. Algunos incluso han vendido sus sartenes. Así que tenemos que trabajar con una población muy vulnerable que necesita ayuda para poder ser dueña de sus vidas", expresa.

Los estragos de la sequía

UNICEF, financiado por la Ayuda Humanitaria de la Unión Europea, mantiene estos centros de salud situados en los ocho distritos del sur de Madagascar más afectados por la sequía. Una vez más son las personas más vulnerables quienes sufren las consecuencias.

“No tenemos dinero para comprar comida", cuenta esta mujer. "Le doy a mi bebé lo que puedo, pero cuando no puedo encontrar nada, entonces no come”.

Ofrecemos comida terapéutica y lista para su consumo. Viene en bolsitas individuales que no necesitan preparación. También damos antibióticos. Cada semana acuden niños que se quedan durante ocho semanas. Reciben diagnóstico y tratamiento para asegurarse de que no vuelvan a recaer" explica Marie-Claude Désilets de UNICEF.

UNICEF ha ayudado a cerca de 14.000 menores en el sur de Madagascar, pero aún más de 25.000 siguen necesitando ayuda.