Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Los cubanos ya pueden acceder a Internet desde sus casas, pero ¿a qué precio?

Los cubanos ya pueden acceder a Internet desde sus casas, pero ¿a qué precio?
Derechos de autor
REUTERS/Stringer
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Los cubanos ahora podrán acceder a Internet desde sus hogares mientras el gobierno trata de defender su legitimidad tanto en el mundo real como en el virtual. "Los cubanos apoyan y defienden la revolución en todos los ámbitos, tanto en el mundo real como en el virtual", dijo Ernesto Rodríguez Hernández, viceministro de Comunicaciones, en una entrevista a la AFP.

Para Hernández, Internet debería ser una herramienta para "posicionar la verdad de Cuba, no para manipular las cosas" en la batalla ideológica con Estados Unidos.

Cuba sólo ha tenido acceso a Internet desde diciembre, cuando los teléfonos móviles obtuvieron conectividad 3G. Pero sólo desde el 22 de julio, los cubanos han podido importar routers, registrar sus equipos y crear redes Wi-Fi privadas conectadas a señales del operador estatal ETECSA, lo que significa que ya no tendrán que ir a sitios públicos para conectarse a Internet.

"El objetivo del país es proporcionar cada vez más acceso a Internet a toda la población", dijo el viceministro.

Cuba cuenta ahora con 1.400 puntos Wi-FI, cerca de 80.000 hogares tienen acceso a Internet y 2,5 millones de cubanos tienen red 3G.

El acceso privado a Internet tiene un precio

Sin embargo, la conexión privada a Internet en casa tendrá un precio de 1$ (0,89€) la hora en un país donde el salario medio mensual es de 50$ (45€).

Hernadez dijo que Internet debería ser más barato con el tiempo a medida que más y más personas ganen conectividad.

Desde la llegada del Wi-Fi en 2013, "el coste del acceso a Internet se ha multiplicado por cuatro", dijo el viceministro. Añadió que "seguirá cayendo" a medida que mejore la infraestructura de comunicaciones de la isla.

Internet como herramienta política

Para Hernández, Internet no es apolítico, ya que puede ser utilizado para "manipular" a la población.

"No sirve de nada proporcionar servicio de internet a aquellos que no saben cómo distinguir entre lo que es útil y lo que es dañino; no todo en internet es bueno."

Para proteger al país de las amenazas extranjeras, una serie de medidas publicadas en el diario oficial de la isla exigían "el uso responsable por parte de los ciudadanos" y "la defensa política y la ciberseguridad frente a amenazas, ataques y riesgos de todo tipo".

Esto significa que aquellos que quieran sus conexiones privadas tendrán que estar preparados para "defender la revolución" en línea si es necesario bajo las regulaciones impuestas por el Ministerio de Comunicaciones con la ayuda de las "fuerzas armadas revolucionarias y el Ministerio del Interior".

Para limitar las posibilidades de ciberamenazas o de lavado de cerebro, las conexiones privadas a Internet serán objeto de un estrecho seguimiento por parte de las autoridades, como ha sido el caso desde el principio.

Según la ONG Freedom House, sólo un pequeño porcentaje de la población cubana puede tener acceso a Internet y los sitios web críticos para el gobierno permanecen bloqueados.

Hernadez dijo que esto era normal. "No compartimos los sitios de Internet que pueden fomentar la discriminación o tratar temas que van en contra de la moralidad, la ética y el comportamiento responsable", dijo. "Es un derecho de todo Estado proteger a su pueblo y a su sociedad de prácticas de ese tipo, y creo que todos los países del mundo lo hacen".