Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Fabricantes de sanitarios ecológicos en pugna judicial por la gestión de escremento

Fabricantes de sanitarios ecológicos en pugna judicial por la gestión de escremento
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Dos proveedores rivales de baños portátiles en Austria se están peleando actualmente en los tribunales en medio de un desacuerdo sobre el tratamiento adecuado de la materia fecal.

El demandante, Pipibox, sospecha de la forma en que el inodoro ecológicamente sostenible de su competidor, Öklo, se deshace de las heces que recogen sus lavabos.

En los retretes de madera de Öklo la materia fecal se cubre con serrín, en lugar de ser eliminada mediante una cisterna y tratada con productos químicos.

Gottfried Stark, director general de Pipibox, dijo a la agencia de noticias austriaca ORF que le "molestaba" que no supiera lo que hacía su rival con las heces: "Las heces humanas también pueden ser patógenas, pueden contener drogas o residuos, por lo tanto, también es importante que la eliminación de las heces se lleve a cabo correctamente y de acuerdo con la ley".

Gran parte del argumento se reduce a una ordenanza del gobierno austriaco que prohíbe el uso de heces humanas para la producción de compost, que Pipibox dice que la compañía eco-portátil ignora. Todavía vemos documentos de venta en el mercado que [Öklo] envía y entrega al cliente, o incluso en el baño, alegando que están haciendo compostaje", dijo Stark.

Pero Öklo sostiene que sólo ha estado compostando las heces humanas con fines de prueba y que, de hecho, ha ganado premios medioambientales por su idea ecológica. El fundador de la compañía, Niko Bogianzidis, dijo: "En la mayoría de los casos, llevamos las heces a la planta de tratamiento de aguas residuales o a las plantas de biogás. "Ya lo hemos compostado, pero nunca lo hemos vendido o transmitido. Eso fue sólo para probar y para nuestras propias pruebas".

Inicialmente, el tribunal estuvo de acuerdo con Öklo, pero Pipibox apeló la decisión e hizo que se reabriera el caso. El Tribunal Regional Superior de Viena está a punto de renegociar el caso a finales de este año.

Según las estimaciones del sector, en la actualidad hay entre 15 y 20 proveedores de baños portátiles en Austria, en parte de un mercado muy competitivo. Pero Öklo tiene la esperanza de cambiar la legislación austriaca en el futuro para poder transformar finalmente las excretas humanas en fertilizantes.