EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

El cambio climático engorda y nos hace menos inteligentes ¿Por qué?

Bañándose frente a la torre Eiffel
Bañándose frente a la torre Eiffel Derechos de autor Reuters/ Pascal Rossignol
Derechos de autor Reuters/ Pascal Rossignol
Por Fleur MartinsseRafa Cereceda
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Un estudio australiano a escala nacional concluye que el aumento de temperaturas favorece el sobrepeso y las catástrofes naturales influyen en el cociente intelectual.

PUBLICIDAD

El calentamiento global no sólo afecta al medio ambiente, también a nuestros cuerpos y cerebros, de formas que quizás no imaginábamos. Cualquiera que haya sufrido una ola de calor sabe los peligros que supone. Ahora un equipo de investigadores australiano ha investigado los efectos globales del cambio climático en la salud.

El estudio publicado por la Global Health Alliance Australia (PDF) ha medido los efectos negativos del cambio climático en la población de la región de Asia y el Pacífico. La disminución de los cultivos, de la diversidad y la calidad de los alimentos causaría problemas de malnutrición, mientras que el aumento de las temperaturas promovería la obesidad, ya que reduce la actividad física general.

Más sorprendente aún, los investigadores encontraron una reducción del cociente intelectual entre los hijos de los supervivientes de desastres naturales (inundaciones, incendios, sequías, ciclones,...), que son cada vez más frecuentes debido al cambio climático.

"El mecanismo que suponemos que ocurre es que las hormonas del estrés atraviesan la placenta y producen efectos adversos en el desarrollo neurocognitivo del feto", dice el informe.

Factores múltiples

Los expertos australianos también destacan el papel de los disruptores endocrinos en muchos productos de combustibles fósiles, "que modifican el contenido microbiano del intestino. Cuando esto sucede en las mujeres, especialmente durante el embarazo, puede afectar el desarrollo de los adipocitos (las células grasas) durante el desarrollo fetal".

Las personas que viven en las zonas rurales se verán especialmente afectadas por los efectos del calentamiento global y los cambios en las condiciones meteorológicas. La reducción de la productividad agrícola va acompañada de un aumento de las tasas de depresión, ansiedad, adicción y suicidio.

Los investigadores hacen un llamado a las autoridades a que actúen urgentemente y dan varias recomendaciones: que se reconozcan los impactos del cambio climático en la salud, que se introduzcan programas de capacitación para los profesionales sanitarios y se desarrolle un programa para reducir los impactos adversos.

Calentamiento global, obesidad y desnutrición: todo está relacionado

Estudios anteriores ya habían vinculado el cambio climático, la obesidad y la malnutrición.

El pasado mes de enero, la comisión de expertos de la prestigiosa revista The Lancet denunció una "sindemia global" (epidemia social). Según su informe, las multinacionales de la alimentación, llamadas "Big Food", deberían ser reguladas de la misma manera que las multinacionales del tabaco.

"El sistema alimentario no sólo es responsable de las pandemias de obesidad y desnutrición, sino que también genera entre el 25 y el 30% de las emisiones de gases de efecto invernadero", explicaron los expertos, señalando la "ganadería", pero también el "transporte dominado por los automóviles", que "promueve un estilo de vida sedentario y genera entre el 14 y el 25% de las emisiones de gases de efecto invernadero".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Islandia coloca una placa en memoria de su primer glaciar desaparecido a causa del cambio climático

Se encuentran restos del virus de la gripe aviar en la leche pasteurizada, según un regulador estadounidense

La ONU asegura que se desperdicia cerca del 19% de los alimentos