Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Muere el fotógrafo de moda Peter Lindbergh, famoso por sus imágenes en blanco y negro

Muere el fotógrafo de moda Peter Lindbergh, famoso por sus imágenes en blanco y negro
Derechos de autor
Charles Platiau/Reuters
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Fallece a los 74 años el fotógrafo de moda alemán Peter Lindbergh. Considerado uno de los más influyentes fotógrafos de los últimos años, trabajó para revistas como "Vogue", "Vanity fair", "Elle" o "Marie Claire".

Se le atribuye la invención del concepto de la supermodelo en la década de 1980. El objetivo de su cámara captó a celebridades como Catherine Deneuve, Naomi Campbell, Cindy Crawford o Linda Evangelista.

También dejó su huella en otros campos, como la fotografía de cine o sus incursiones en el afamado calendario Pirelli.

Su fallecimiento se ha comunicado a través de un mensaje en sus redes sociales que asegura que el fotógrafo, que también dirigió películas y documentales, murió el 3 de septiembre, sin dar más detalles que lo sobrevivieron su esposa Petra, su primera mujer Astrid, cuatro hijos y siete nietos. La publicación dijo además que “deja un gran vacío”.

Entre algunos de sus últimos trabajos, Lindbergh fotografió a mujeres para la edición británica de la revista Vogue “Forces for Change” que Meghan Markle, la esposa del príncipe Enrique, editó como invitada.

Las mujeres que fotografió incluyeron a la actriz Jane Fonda, a la activista por el clima Greta Thunberg y a la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Arden.

Nacido el 23 de noviembre de 1944 en Lissa, cuando esa localidad era Polonia, aunque posteriormente fue anexionada por Alemania, hijo de un vendedor de caramelos, Lindbergh pasó su infancia de Duisburgo y estudió bellas artes en Berlín en los años 60.

Su influencia en la fotografía de la moda fue notable, al dotar a los clichés de un contenido realista novedoso para el sector.

Una imagen de varias modelos entre las que se encontraban Christy Turlington, Linda Evangelista, Rachel Williams y Tatjana Patitz posando divertidas en la playa con una sencilla camisa blanca, que cambió su vida, no por casualidad.

Una imagen en blanco y negro que resquebrajaba los tradicionales arquetipos de la fotografía de moda y demostraba que las modelos podían lucir hasta la prenda más sencilla con espontaneidad y sin parecer una figura de cera. Una imagen que nunca se llegó a publicar por romper con los cánones habituales y que, sin embargo, años después Sotheby's sacó a subasta por 75.000 euros.

"Las modelos era tan perfectas en color, que parecían anuncios de maquillaje, pero en blanco y negro era más fácil ver quiénes eran", explicaba el fotógrafo en el libro que reunía su trayectoria "Peter Lindbergh, a Different Vision on Fashion Photography" (Taschen).

El fotógrafo se declaraba enemigo incondicional de photoshop, el programa de retoque fotográfico para mejorar una imagen, e incidida que lo "bello es una idea ligada a cada individuo" y determinante añadía en el libro "Shadows on the Wall": "Eres bello o bella cuando tienes el coraje de ser tú mismo".

Quienes con él trabajaron reseñan su calidez, su cercanía y así lo expresó la oscarizada Julianne Moore tras una sesión fotográfica de la que fue protagonista. "Llegué despeinada, sin maquillaje, con los ojos hinchados y él me dijo: Estás perfecta. Hace que te sientas genial".