Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

La pasta miso al más puro estilo tradicional

La pasta miso al más puro estilo tradicional
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Si hay un plato esencial para el estilo de vida japonés, ese es seguramente la sopa de miso.

Acompaña casi todas las comidas y ayuda a su digestión.

En Japón hay más de mil productores de miso.

Como Kosuke Ishii, cuyo antepasado fundó la Compañía Ishii en el siglo XIX.

Desde entonces, el miso ha sido fermentado en barricas de madera de ciprés, entre uno a tres años.

La receta no ha cambiado: arroz, sal, soja y paciencia.

Aquí, la masa, muy aromática, se recolecta a mano.

"Hoy en día, la mayoría de los productores priorizan la cantidad y la velocidad. Nuestra misión es mantener cómo hacerla al modo tradicional, preservar el sabor, el color y el olor del miso a largo plazo, para transmitirlo a las generaciones futuras", explica Kosuke Ishii, productor de miso

La prefectura de Nagano produce casi la mitad de todo el miso japonés. Pero hay cientos de variedades en el país y de todos los colores:

"Durante más de 700 años, los japoneses han estado comiendo sopa de miso todos los días. Para los japoneses, el miso también es un alimento para el alma", cuenta Noriko Sano, gerente del establecimiento Miso Sommelier sito en Tokio.

"Japón es un país bastante extenso. En general, el miso es más oscuro en el norte y más claro en el sur. Cuando el clima es frío, el miso es más marrón y salado. Mientras que en el sur es más blanco y también , más suave".

Una sopa de miso acompañada de un tazón de arroz y algunos condimentos, como vegetales encurtidos (tsukemono) son la comida básica", concluye

"¡von apetite !