Última hora
This content is not available in your region

Esprint político para una rápida investidura de Pedro Sánchez como Presidente del Gobierno en España

euronews_icons_loading
Esprint político para una rápida investidura de Pedro Sánchez como Presidente del Gobierno en España
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Tras soportar un maratón de cuatro elecciones en cuatro años, España comienza 2020 con un esprint político que tiene como única meta la rápida investidura de Pedro Sánchez como Presidente del Gobierno. El lunes, los socialistas sellaron un pacto de coalición histórico y de marcado carácter social con la formación izquierdista Unidas Podemos. Ese mismo día, ataron cabos sueltos con los nacionalistas vascos del PNV y con los independentistas catalanes de ERC.

Sánchez, que ganó sin mayoría absoluta las elecciones del 10 de noviembre, necesita los votos de los primeros y la abstención de los segundos, cuyas bases decidirán qué hacer el próximo jueves, en un Consell Nacional. Ese mismo día, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, formalizará el anuncio que este martes ha adelantado a los grupos parlamentarios: el debate de investidura empezará el sábado cuatro de enero.

En la primera votación, que probablemente tendrá lugar el domingo 5 de enero, Pedro Sánchez necesita la mayoría absoluta de la cámara, que tiene 350 diputados para ser investido. Si no lo consigue, en una segunda votación, que tendrá lugar el martes 7 de enero, solo necesitará la mayoría simple: más votos a favor que en contra, algo que garantizaría la abstención de ERC.

El presidente del Gobierno en funciones presentará el próximo viernes ante la Ejecutiva Federal del PSOE el acuerdo alcanzado con los independentistas catalanes, un pacto que facilitó el lunes la Abogacía del Estado al pedir al Tribunal Supremo que permita salir de la cárcel para recoger su acta de eurodiputado al líder de ERC, Oriol Junqueras.

El texto del acuerdo con ERC aún no se ha hecho público y podría levantar ampollas en algunos sectores de la derecha española. El que sí se conoce es el del programa de gobierno de la coalición progresista, que ha puesto "de uñas" al sector empresarial, ya que habrá notable una subida de impuestos para empresas y rentas más altas.