Última hora
This content is not available in your region

El proyecto europeo que le saca todo el partido a la uva mediterránea

euronews_icons_loading
El proyecto europeo que le saca todo el partido a la uva mediterránea
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

En esta bodega en la isla italiana de Cerdeña se producen cincomil toneladas de uva al día. Mariano y Barbara están orgullosos. Solo emplean variedades locales y contribuyen a la economía circular. Los desechos de las uvas tras la cosecha se utilizan para producir cosméticos y productos sanitarios, gracias a BestMedGrape, un proyecto europeo que reúne a viticultores, investigadores y empresarios de varios países mediterráneos.

Intercambiar información y experiencia

"El Mediterráneo es la cuna de la viticultura en el mundo", comenta Mariano Murru, director de producción de la bodega Argiolas. "Uno de los motivos por los que participamos en el proyecto es precisamente la posibilidad de compararnos con otras empresas del Mediterráneo. Porque esto dará la posibilidad de crecer a través del intercambio de información, experiencias y tradiciones".

BestMedGrape, un proyecto ENI CBC Med, comenzó su andadura el año pasado con un presupuesto total de 3,3 millones de euros. Un 80% de esta cantidad es aportado por la Unión Europea. El otro veinte por ciento -unos 700.000 euros- es cofinanciado por los socios.

Hay ocho socios públicos y privados de cinco países de la cuenca mediterránea: Italia, Francia, Túnez, Líbano y Jordania. También hay otros nueve Estados y entidades asociados, entre ellos Irán y los territorios palestinos.

Productos nutracéuticos y cosméticos

La Universidad de Cagliari coordina el proyecto. La investigación científica se realiza en sus laboratorios. Los pedúnculos de las uvas, la piel y las semillas son una mina de oro para el equipo de Maria Manconi.

"Podemos preparar productos nutracéuticos y cosméticos, es decir, productos que se toman por vía oral o que se aplican en la piel, que son buenos para nuestra salud y protegen nuestro organismo del estrés oxidativo", explica Maria Manconi, coordinadora científica de BestMedGrape.

A partir de este otoño, los resultados de la investigación serán trasladados a 150 empresarios potencialmente interesados de los cinco países participantes en el proyecto, a través de talleres llamados "laboratorios vivos".

Viabilidad económica del proyecto

Este conocimiento también es compatido con las empresas asociadas, como Icnoderm, que desarrolla prototipos de productos a partir de desechos de uva. Marco Zaru, cofundador de la marca, está dispuesto a compartir su know how.

"Nuestra función en este proyecto es trabajar en el potencial comercial, porque, para aprovechar totalmente los resultados de nuestra investigación y materias primas tan importante como las viñas, necesitamos establecer la viabilidad industrial del proyecto".

Una iniciativa que combina tradición vitivinícola, innovación y economía circular, enmarcada dentro de la política europea de vecindad con países fronterizos o próximos geográficamente a la Unión Europea.