Última hora
This content is not available in your region

Bruselas y Londres ya tienen mandato para negociar el acuerdo post-Brexit

euronews_icons_loading
Bruselas y Londres ya tienen mandato para negociar el acuerdo post-Brexit
Derechos de autor  Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved   -   Virginia Mayo
Tamaño de texto Aa Aa

Las negociaciones post-Brexit entre la Unión Europea y Reino Unido pueden empezar.

Michel Barnier ha recibido el mandato de los 27 Estados miembros para iniciar, el próximo lunes, las reuniones que deben conducir a la futura relación comercial.

Y no será fácil. La Unión Euroepea ya ha mostrado una de sus primeras líneas rojas. El acuerdo debe ser único.

"Este paquete es indivisble. No habrá, puedo decirles, la más mínima ambigüedad sobre esta cuestión. El acuerdo comercial estará asociado a un acuerdo de pesca y a un acuerdo sobre la igualdad de condiciones, o no habrá ningún acuerdo en absoluto", ha sentenciado Michel Barnier, jefe negociador de la UE para la futura Asociación con Reino Unido.

En paralelo, el gobierno británico también ha aprobado su propio mandato negociador.

Para Bruselas es imprescincible evitar la competencia desleal y ello implica el respeto de las reglas comunitarias. Pero Londres no parece de acuerdo.

"Me temo que Reino Unido no está interesado en la alineación regulatoria. De hecho lo están diciendo de manera bastante clara", afirma Miriam González, abogada especializada en comercio internacional. "En mi opinión, lo mejor que se puede obtener es una acuerdo parecido al de Canadá. Pero también es muy probable que no haya acuerdo en absoluto".

Londres quiere por su parte la máxima flexibilidad posible. Quiere ser libre de poder tomar sus propias iniciativas legislativas.

"El objetivo final es que Reino Unido mantenga el control de sus leyes. No quiere aceptar ningún tipo de alineación dinámica y ciertamente no quiere aceptar las normas europeas en materia de ayudas de estado o que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea pueda pronunciarse sobre su ordenamiento legal", explica Shanker Singham, exasesor del gobierno británico.

El acuerdo debería estar listo el 31 de diciembre. Un plazo que exige Londres y que a Bruselas le parece insuficiente ante la complejidad de la negociación.