Última hora
This content is not available in your region

Victoria del opositor OLaNO en Eslovaquia

euronews_icons_loading
Victoria del opositor OLaNO en Eslovaquia
Derechos de autor  AP   -   Petr David Josek
Tamaño de texto Aa Aa

En Eslovaquia, el partido opositor anticorrupción OLaNO, de centroderecha, gana las elecciones legislativas con algo más del 25,% de los votos, frente al 18,2% de los socialdemócratas del gobierno saliente. Igor Matovic, vencedor de los comicios, inicia negociaciones preliminares para formar gobierno.

La promesa de acabar con la corrupción

"Toda su campaña se ha basado en la lucha contra la corrupción. Y su victoria es una señal de que mucha gente estaba harta y del partido gobernante (SMER), explica Olga Gyarfasova, directora del Instuto de Estudios Europeos de la Universidad Comenius de Bratislava.

OLaNO duplica casi el número de votos, y sube 12 puntos, impulsado por el voto protesta contra del gobierno saliente desprestigiado por el asesinato del periodista Ján Kuciak y las sopechas de connivencia con el crimen organizado, por lo que retrocede 10 puntos, desde los comicios de hace cuatro años.

"OLaNO tuvo una campaña muy buena. Por otro lado, el partido de ultraderecha de Marian Kotleba (Partido del Pueblo - Nuestra Eslovaquia) cometió errores, por eso parte del electorado de derechas se ha decidido por una fuerza antigubernamental más prominente, explica László Öllös del Forum Institute.

El triunfo de la oposición en Eslovaquia puede aupar al poder a los ultras

El extremismo de derecha marca una tendencia en el país: "Somos una familia", socio eslovaco del Movimiento de Marine Le Pen y Matteo Salvini, es la tercera fuerza del nuevo Parlamento, con e 8,24 % de los votos. Le sigue de cerca, con casi un 8%, el partido neonazi Nuestra Eslovaquia, de Marian Kotleba, considerado aún más radical.

"Nadie sabe si logrará formar gobierno con una coalición de tres o cuatro partidos. Igor Matovic, espera que sean cuatro porque le daría una mayoría constitucional, señala Pavol Baboš, otro politólogo Universidad Comenius de Bratislava.

Voto conservador y derechista

Los comicios han estado marcados por una alta participación de más del 65% de los 4,4 millones de ciudadanos con derecho a voto acudieron a las urnas este sábado.

Por otro lado, la nueva coalición centrista Eslovaquia Progresiva-Unidos, donde militó la jefe de Estado, Zuzana Caputova, no habría logrado superar el umbral del 7 % exigido para las alianzas y para enviar diputa dos al Consejo Nacional.

"Estas han sido las primeras elecciones parlamentarias en Eslovaquia desde el asesinato del periodista de investigación Ján Kuciak. Unas elecciones que reorganizan la política en el país. La pregunta ahora es cómo e l nuevo gobierno llevará a cabo su plan para luchar contra la corrupción."